- Este es un blog meramente informativo, no de descargas (lo cual es ilegal). Los textos de todas las entradas (Citas, sinopsis y críticas) han sido redactados por un servidor, tras duras horas de trabajo.
No concedo permiso para reproducirlos en otros blogs. Ya he encontrado casos en los que han sido plagiados sin mi autorización, y no duraré en seguir tomando
las acciones pertinentes en dichos casos.

- Los comentarios están activados para dar la bienvenida a vuestras críticas sobre las películas, siempre que se respeten las opiniones ajenas. Esto quiere decir que no acepto críticas hacia otras opiniones ni faltas de respeto. Tampoco permito "links" en los comentarios. Cualquier comentario que no siga esa directriz será ignorado y eliminado.

jueves, 26 de febrero de 2009

A UN DIOS DESCONOCIDO

TITULO ORIGINAL
A un Dios Desconocido
AÑO DE ESTRENO
1977
DIRECTOR
Jaime Chávarri
PRODUCTOR
Elías Querejeta
GUION
Jaime Chávarri & Elías Querejeta
REPARTO
Héctor Alterio (José), Xabier Elorriaga (Miguel), María Rosa Salgado (Adela), Rosa Valenty (Clara), Ángela Molina (Joven Soledad), Margarita Mas (Soledad), Mercedes Sampietro (Mercedes), José Joaquín Boza (Pedro), Emilio Siegrist (Jorge), José Pagan (Julio el Pianista), Mirta Miller (Ana),
CINEMATOGRAFÍA
Teodoro Escamilla
BANDA SONORA
Luis de Pablo
VESTUARIO
Maiki Marin
PAÍS DE ORIGEN
España
DISTRIBUIDA POR:
Emiliano Piedra Miana
DURACIÓN
105 minutos
 
PIANISTA: “Él tenía quince años, y yo treinta. Un día se presentó en casa, se fue a la sala, saludó a mi madre, habló un rato con ella, hasta conseguir hacerla llorar de risa. Luego dijo que él y yo teníamos asuntos privados que discutir, fuimos a mi habitación. A partir de aquel día, Pedro aparecía en casa cuando le daba la gana, sabía que yo le estaba esperando. Me decía, no tiembles, ¿por qué tiemblas? Un día me preguntó si Federico y yo teníamos la misma edad, yo le dije que Federico era mayor. Entonces, sin bajar la mirada ni un momento, me dijo que no era conmigo con quien quería estar en realidad, pero que no se atrevía. Fue la primera vez que le oí hablar de pecado. Pecado era no atreverse. A partir de entonces nunca más apareció por casa.”
 
SINOPSIS
José es un homosexual trabaja como mago en un local de Madrid en los años setenta, al principio de la democracia, y que mantiene una relación esporádica con un político llamado Miguel.
Este al mismo tiempo mantiene relaciones con una mujer llamada Clara. Obsesionado por su pasado, José vuelve a Granada donde su padre había trabajado como jardinero en la villa donde residió Federico García Lorca; y donde José había mantenido relaciones uno de los pretendientes del poeta llamado Pedro. En 1936, con el estallido de la Guerra Civil, agentes fascistas habían asaltado la villa y asesinado al padre de José.
De vuelta en Granada, José visita la villa y a la hermana de Pedro, Soledad, fascinado por su Dios desconocido, Lorca, alrededor de quién las personas y eventos más importantes de su vida han girado. De esta manera intentará encontrar las respuestas que le ayuden a aceptarse a sí mismo, y dejar atrás el pasado para asumir el resto de su vida en soledad.
 
CURIOSIDADES
Se considera esta película como pionera en el cine español, por tratarse de las primeras en tratar temática homosexual de una forma abierta.
Más concretamente trata un temas por lo general ignorado en este género, el de enfrentarse a la vejez como homosexual y aceptando la soledad como el estilo de vida.
La película fue la gran ganadora del Festival de Cine Internacional de Chicago, y también fue una de las películas seleccionadas por el “American Film Institute” para ser distribuida por América Norte en 1979 y 1980.
A pesar de tratar un tema más bien polémico, mezclado con lo reivindicativo, la película triunfó en el festival de San Sebastian, ganando los premios a mejor película en español, el premio OCIC para Jaime Chávarri, y el de mejor actor para Héctor Alterio.
La película fue rodada en Madrid y Granada, y la película marca el debut cinematográfico de Mercedes Sampietro.
Curiosamente la Oda a Valt Viltman que José escucha en su habitación no fue subtitulada en muchos países donde la película fue proyectada, lo cual es de extrañar considerando que sirve de nexo entre muchos de los misterios y asociaciones que se producen en la película
 
LO MEJOR
Sin lugar a dudas lo mejor de la película es la labor interpretativa de Héctor Alterio alrededor de un personaje homosexual, que debe aceptar su propia condición de hombre homosexual. Es viaje de auto aceptación se produce a través de un francamente interesante viaje al pasado, y sus recuerdos, mientras que la figura de Federico García Lorca simboliza ese Dios que nunca ha llegado a conocer, pero cuya existencia está ligada de una manera realmente intensa a los mayores eventos de su vida. Particularmente me encanta el momento en el que parece que va a robar la fotografía de Pedro en casa de Soledad, pero acaba por llevarse la de quién se ha convertido en su Dios Desconocido.
Otro momento sublime se puede observar en la escena en la que José realiza un truco de magia seleccionando a su rival, Clara, de entre el público ante el amante que ambos comparten. Francamente difícil de interpretar, pero Héctor Alterio combina la corrección, educación y amabilidad del personaje con claros duelos que ambos personajes mantienen ante el divertido Miguel.
Mientras se realiza esta labor de investigación por parte del personaje de Alterio, el espectador puede percibir, de una manera impresionantemente realista, la amargura de la soledad del personaje. Esta soledad resulta más aguda en combinación con una banda sonora excelente que parece acentuarla impregnándola también de considerable nostalgia. La película triunfa a la hora de transmitir esa tristeza y abordando el inusual aspecto del hombre gay que se enfrenta a su vejez.
 
LO PEOR
Es una película complicada y puede resultar necesario verla más de una vez, ya que está cargada de misterios y pistas sueltas que pueden pasar desapercibidas con facilidad. Esto es a la vez curioso pues en lugar de enganchar al espectador con el misterio, puede provocar que pierda en interés. Si he de ser sincero, yo no entendí muchas cosas hasta que la vi por segunda vez. Para el espectador extranjero puede resultar aún más complicada todavía ya que el film asume un conocimiento de la historia española y los eventos alrededor del año 1936, en que la acción comienza.
En ocasiones puede resultar lenta; y hay muchas tramas secundarias, que sirven para acentuar la soledad del personaje, que se vuelven algo reiterativas e innecesarias. Al contrario de esto, encuentro que se podía haber hecho un mayor uso del flashbacks a lo largo de la película mezclando presente con pasado, a medida que el personaje de Alterio indaga sobre el mismo.
 
MI CALIFICACIÓN
7/10

jueves, 19 de febrero de 2009

SEBASTIANE

TITULO ORIGINAL
Sebastiane
AÑO DE ESTRENO
1976
DIRECTOR
Derek Jarman, Paul Humfress
PRODUCTORES
Howard Malin, James Whaley
GUION
Paul Humfress, Derek Jarman, James Whaley
REPARTO
Leonardo Treviglio (Sebastian), Barney James (Severus), Neil Kennedy (Maximus), Richard Warwick (Justin), Donald Dunham (Claudius), Daevid Finbar (Julian), Ken Hicks (Adriano), Lindsay Kemp (Bailarin), Steffano Massari (Marius), Janusz Romanov (Anthony), Peter Hinwood (Invitado del Emperador), Gerald Incandela (Chico Leopardo), Jordan (Invitado del Emperador), Robert Medley (Emperador Diocleciano)
CINEMATOGRAFÍA
Peter Middleton
BANDA SONORA
Brian Eno & Andrew Thomas Wilson
VESTUARIO
Daniel Egan
PAÍS DE ORIGEN
Reino Unido
DISTRIBUIDA POR:
BBC Worldwide
DURACIÓN
86 minutos
 
SEBASTIAN: “Saludos, mensajero del alba, el joven Dios se alza. La carroza esta presta, los caballos del amanecer vuelan hacia delante para conquistar a la Diosa de la Noche. Los juncos suspiran cuando el joven Dios se alza. Las aguas cantan cuando el joven Dios se alza. La humanidad se despierta del sueño, el gallo escarlata se pavonea cuando el joven Dios se alza. La azucena desprende su perfume cuando el joven Dios se alza. Él es glorioso bajo la luz del amanecer. El brilla como el oro en los sagrados lapislázulis. El brilla como el rocío en la tela de la araña. Su sonrisa trae el color a la mañana. El mundo se funde en paz.”
 
SEVERUS: “Sebastian, te amo. Eres tan hermoso. Sebastian, ámame.”
SEBASTIAN: “¡Tonto impotente! ¡Nunca me tendrás y nunca me has tenido! ¡Nunca!”
 
SINOPSIS
En el año 303, el Emperador Diocleciano sufre un ataque en su palacio en el cual toma lugar un incendio. Tras sobrevivir a este, Diocleciano culpa a los cristianos del desastre. Años más tarde durante una celebración el Capitán de su guardia, Sebastian, intenta que no ejecute a un cristiano, y como consecuencia de ello es despojado de su rango y exiliado a un cuartel con otros legionarios.
Allí, el centurión Severus se obsesiona sexualmente con Sebastian, sobre quien intenta forzar sus deseos para ser constantemente rechazado por él. El resto de los exiliados también mantienen relaciones sexuales entre ellos y se muestran en contra de Sebastian, mayormente por sus creencias cristianas. Solamente Justiniano apoya a Sebastian y se siente cautivado por su fe y estilo de vida. Severus no digiere bien el rechazo y somete a Sebastian a torturas tales como latigazos o mantenerle atado al suelo bajo el sol, para luego restregar sal por su cuerpo. Una noche tras una borrachera vuelve a ser rechazado, y al darse cuenta de que jamás podrá poseer a Sebastian, le condena a morir.
Todos los exiliados participan en la ejecución disparando flechas que atraviesan a Sebastian atado a un poste.
 
CURIOSIDADES
Se trata de una reinterpretación del martirio de San Esteban con estilo homoerótico tan evidente que causo una acentuada polémica cuando fue estrenada. Solamente el comienzo y el final son fieles a la historia del Martirio de San Sebastian.
Lo que la convierte en una película significativa es haber sido rodada en su totalidad en latín, con la intención de aportar más realismo a su trama. De hecho fue, y es a fecha de hoy, la primera película inglesa estrenada con subtítulos en su propio país. El guión fue llevado a un erudito en clásicas para ser traducido al latín vulgar que era necesario debido a su contenido sexualmente cargado.
Las escenas más polémicas consistías en dos legionarios exiliados retozando en el mar, mientras se besaban y acariciaban de manera intensa, y en el baile fálico durante la celebración en el palacio de Diocleciano.
Cuando hubo que estrenar la película en la televisión se exigió que se cortara una escena en la que se podía apreciar la erección de uno de los personajes. Jarman retocó el marco inferior del film para poder eliminar este aspecto en la emisión. Cuando se le preguntó a Jarman por qué había tanto uso del nudismo en la película este se limitó a señalar que no habían gozado de suficiente presupuesto para vestuario. Si esto era verdad o fue una manera de no contestar no quedó claro, pero lo cierto es que la película solo tuvo cuarenta y cinco mil dólares de presupuesto. Fue rodada prácticamente en su totalidad en el Norte de África.
Derek Jarman falleció víctima del SIDA en 1994, a los cincuenta y dos años de edad.
 
LO MEJOR
Si hay algo que de verdad me gustó de la película fue el uso de los poemas y la música en contraste con la belleza del cuerpo humano, o unos paisajes desoladores, si bien llenos de encanto personal.
Tras investigar la película debo admitir que pensé que iba a ser mucho más “fuerte” de lo que resultó, ya que la escena sexual entre legionarios podría haber sido más gráfica, y la encontré bastante elegante y romántica en contraste con el mar y la música.
 
LO PEOR
Lamentablemente, encontré más defectos que virtudes. Aunque no voy a negar, y reconozco que me gustaron, la belleza de las tomas, la película se vuelve lenta y monótona. El uso de planos elaborados y elegantes tienden a presentar la trampa de que si se abusa de ellos, acaban por aburrir.
Luego debo decir que el uso del latín no funciona. El problema es que es difícil imaginar la entonación de una lengua que lleva siglos muerto, y que esto se presenta como una traba a la hora de que los actores reciten. No creo que la idea aporte necesariamente más realismo. La calidad interpretativa de los actores no me parece muy destacable y Treviglio fracasa en varias ocasiones a la hora de convencer.
Un ejemplo de esto se puede encontrar cuando se ríe ante la declaración de amor de Severus, escena que calificó sin duda como la peor de la película.
Pero lo peor es la carencia de un hilo argumental. El espectador no puede apreciar el sentimiento, ni la filosofía, que impulsa a Sebastian a pasar de besar a su Emperador a rebelarse contra él. Su exilio se limita a seguir la misma rutina, Severus se insinúa, Sebastian le rechaza, y Severus le castiga. Todo esto se mezcla con otros exiliados liados entre sí, y no aporta nada a la trama. El resultado vuelve a ser un ritmo excesivamente lento, y en ocasiones aburrido. Si bien la relación sexual entre hombres exiliados es realista, no estoy convencido de que el romanticismo que se le aplica lo sea.
Luego están los diálogos de Sebastian y Justiniano que tienden a adquirir un aire, si uno se fija, politeísta (como constantes menciones a Apolo o a Helio) a pesar de exaltar a Dios, lo cual no aporta sino confusión al supuesto cristianismo de Sebastian. En definitiva encuentro que es una película aburrida a pesar de tener escenas hermosas.
 
MI CALIFICACIÓN
4/10

jueves, 12 de febrero de 2009

SATURDAY NIGHT AT THE BATHS

TITULO ORIGINAL
Saturday Night at the Baths
AÑO DE ESTRENO
1975
DIRECTOR
David Buckley
PRODUCTORES
David Buckley, Steve Ostrow, Cathy Rice
GUION
David Buckley & Franklin Khedouri
REPARTO
Robert Aberdeen (Michael), Don Scotti (Scotti), Ellen Sheppard (Tracy), Steve Ostrow (Steve), Caleb Stone (Imitando a Judy Garland), J.C. Gaynor (Imitando a Shirley Bassey), Toyia (Imitando a Diana Ross), Phillip Owens (Reina), Janie Olivor (Artista)
CINEMATOGRAFÍA
Ralf D. Bode
BANDA SONORA
Larry Alexander & Al Steckler
VESTUARIO
Jimmy Wright
PAÍS DE ORIGEN
Estados Unidos
DISTRIBUIDA POR:
Mammoth Films
DURACIÓN
86 minutos
 
MICHAEL: “Una vez fuimos a pescar, y nos pilló una tormenta por sorpresa. Nos refugiamos en una cabaña, pero no había leña dentro, con lo que no pudimos encender un fuego para secarnos. Nos quitamos la ropa y nos tapamos con unas mantas para intentar entrar en calor. Tomamos un poco de sopa, pero aun así no logramos entrar en calor así que l empezó a frotar mis manos, mis brazos y espalda, y me abrazó. Esto me avergonzó porque mi padre nunca me había abrazado. Pero acabé por sentirme cómodo, y me sentí muy bien hasta que acabé por dormirme. Lo siguiente que recuerdo es como me lanzaron al otro lado de la habitación, mientras sentía la luz de linternas en mis ojos. Allí estaba mi padre con un par de colegas. Agarraron a Greg, y le zarandearon mientras le gritaban obscenidades, y él alucinó. Bueno… la lección de la historia es que aprendí a no tocar a otros hombres.”

MICHAEL: “Nos tomamos a nosotros mismos demasiado en serio.”
SCOTTI: “Por eso todo es tan complicado. ¿Por qué no me dices en que estas pensado realmente?”
MICHAEL: “No sé cómo hacerlo.”
SCOTTI: “Creo que si sabes cómo.”
 
SINOPSIS
Michael vive feliz con su novia Tracy en Nueva York. Allí acude a unas pruebas para adquirir un trabajo como pianista en el “Continental Baths”, club gay de enorme popularidad en la ciudad. El dueño Steve le recibe y tras ver su habilidad al piano no duda en contratarle. El encargado del local, Scotti, discute las condiciones con Michael y siente una enorme atracción por él, que no desaparece al enterarse de que es heterosexual. Invitado por Scotti a una exposición de fotos, Michael lleva a su novia Tracy que enseguida conecta muy bien con Scotti.
A menudo que Michael se va integrando en el mundo gay, las dudas acerca de su verdadera orientación sexual, las cuales se ven acentuadas con los contantes intentos de proximidad de Scotti.
Tracy comienza a darse cuenta de que ambos se están distanciando como pareja, y se preocupa por el futuro de esta.
 
CURIOSIDADES
Todas las escenas en los baños están rodadas en el popular “Continental Baths” de Nueva York, y fueron filmadas en el año 1974. El dueño del club Steve Ostrow aparece interpretándose a sí mismo, e incluso haciendo uso de chaperos. Esto convierte a la película en un curioso documento historia, ya que con el inició de la crisis del SIDA, todos los baños fueron clausurados, y la cultura de los mismos desapareció por completo. El “Continental Baths Club” fue uno de los locales que sufrieron repetidas redadas en la época anterior a la revolución “Stonewall” en el año 1969.
Para el espectáculo que toma lugar en los baños se solicitó la ayuda de extras que quisieran colaborar voluntariamente, y más de 800 se presentaron.
Se les acabó por pagar un dólar a cada uno por su colaboración, pero tuvieron que firmar documentos alegando que participaban de forma voluntaria, y que no tenían inconveniente en aparecer en la película. Se puede ver a Dudley Moore y Peter Cook entre la gente que presencia el espectáculo, ya que varios artistas populares acudían al local, que no solo contaba con los baños, sino con zonas para espectáculos y otras instalaciones. De hecho el “Continental Baths” sirvió de trampolín para muchos artistas, como por ejemplo Bette Midler.
La película fue extremadamente osada para la época mostrando a dos hombres besándose desnudos.
 
LO MEJOR
Sin duda lo mejor es que la película se haya convertido en un documento gráfico del estilo de vida en los baños de los años setenta. El espectáculo muestra también el estilo del transformismo de la época (podéis verlo en la escena más abajo).
Considerando que es una película de bajo presupuesto, como la mayoría de temática gay de la época.
Como muchas de las películas de la época está cargada de nostalgia y sentimentalismo pues muchas de las personas que aparecen en ella aparecen felices sin saber que a la vuelta de la esquina esperaba el monstruo del SIDA.
 
LO PEOR
La historia se presenta como interesante, pero acaba por ir a ningún lado. Aunque hay momentos de dialogo verdaderamente interesantes, el directo abusa de planos interminables de paseos y juegos de football en el parque. Si quitásemos esas escenas sin dialogo, la película se quedaría en nada (solamente el espectáculo ocupa diez minutos sin contribuir a la trama. Y el problema general con la película es la falta de dirección clara, o el intentar mezclar excesivas temáticas dentro de la misma. De los baños vemos más bien poco, poniéndose énfasis en los espectáculos que hay se realizaban. Esto no sería un problema si la película se titulara “Espectáculos en los Baños”.
El personaje de Michael no resulta convincente como un gay en el armario y no está escrito de manera clara o precisa. Su atracción por Tracy es evidencia de ello, con lo cual no sabemos si Michael es homosexual, heterosexual o bisexual. Luego tenemos a Tracy que al principio encuentra muy divertido el mundo en el que Michael se ha introducido para trabajar, llegando a reírse ante las reacciones que tiene cuando Scotti flirtea con él, pero molesta más tarde al quedar relegada a un segundo plano.
El final es la mayor chapuza con la que me he topado en mucho tiempo. La película acaba de una manera abrupta, simplista, débil y con un estilo demasiado inconcluso. En general la película parece más un proyecto para hacer publicidad del “Continental Baths Club”.
 
MI CALIFICACIÓN
4/10

jueves, 5 de febrero de 2009

A VERY NATURAL THING

TITULO ORIGINAL
A Very Natural Thing
AÑO DE ESTRENO
1974
DIRECTOR
Christopher Larkin
PRODUCTOR
Christopher Larkin
GUION
Joseph Coencas & Christopher Larkin
REPARTO
Robert Joel (David), Curt Gareth (Mark), Bo White (Jason), Anthony McKay (Gary), Marilyn Meyers (Valerie), Jay Pierce (Alan), Barnaby Rudge (Langley), Robert Grillo (Edgar), Kurt Brandt (Charles), George Díaz (Miguel), Deborah Throwbridge (Exmujer de Jason), Jesse Throwbridge (Hija de Jason)
CINEMATOGRAFÍA
C. H. Douglass
BANDA SONORA
Gordon Gottlieb & Bert Lucarelli
PAÍS DE ORIGEN
Estados Unidos
DISTRIBUIDA POR:
New Line Cinema
DURACIÓN
80 minutos
 
PARTICIPANTE DEL ORGULLO GAY 1973: “La liberación gay simplemente consiste en no sentirse avergonzado de lo que uno es, y ser gay es simplemente algo muy natural.”
 
DAVID: “Mark, ¿has estado saliendo con alguien alguna vez… antes?”
MARK: “¿Antes de qué?”
DAVID: “Antes de ahora, vamos… ¡responde la pregunta!”
MARK: “Pues no, realmente no. Tampoco es algo que me haya interesado particularmente. Supongo que ha habido un par de chicos con los que me tope, pero nada llegó a cuajar. No me van ese tipo de historias.”
DAVID: “Oh, ¿y qué se supone que debo hacer yo? ¿Simplemente esperar? ¿Convertirme en otro chico con el que topaste?”
MARK: “¡Ya estas otra vez! Intentas imponer ese rollo romántico. ¿Por qué tienes que ser tan profundo todo el tiempo? Mira, me siento halagado de que quieras incluirme en este mundo de cuento de hadas que estas construyendo, pero ese no es mi estilo.”
 
SINOPSIS
David abandona el monasterio donde se estaba preparando para ser ordenado como monje, tras aceptar el hecho de que es homosexual. Instalándose en Nueva York como profesor de escuela, acaba por conocer a un hombre de negocios llamado Mark, del cual se enamora. Ambos sienten una atracción mutua evidente, y acaban por mudarse a vivir juntos. Sin embargo, con el paso del tiempo Mark se empieza a mostrar más distante e incómodo con la noción romántica de la pareja que tiene David. Mark no quiere mantener una relación monógama, y para salvar la relación David llega a intentar participar en una de sus orgías, la cual acaba por abandonar. Resignado, David abandonar a Mark.
Pasado un tiempo, David se aproxima, por casualidad, a la manifestación del Orgullo Gay celebrada en 1973, y allí conoce a Jason, un muchacho que tras darse cuenta de su propia homosexualidad se divorció de su mujer, con quien aún tiene una relación cordial, siendo ambos padres de un niño.
La atracción entre ambos surge, pero David es quien ahora puede tener miedo al compromiso.
 
CURIOSIDADES
Se trata de una de las primeras películas, en Estados Unidos, mostrando la relación homosexual entre dos hombres como un acto normal y valido de amor (de ahí el título “Algo Muy Natural”). La intención de la película era explorar diferentes aspectos de las relaciones sentimentales gay en el año 1973. Todas las escenas y entrevistas durante la manifestación del orgullo gay de Nueva York, en el mismo año, son reales; y muestran el comienzo de la lucha por los derechos de los gay en dicha celebración, después de los eventos de Stonewall cuatro años atrás.
La crítica tuvo reacciones dividas. Mientras el sector heterosexual tildaba la película como una exposición de argumentos, más que un acto de entretenimiento, la homosexual declaraba que sus protagonistas eran demasiado apolíticos, y poco reivindicativos. Larkin explicó que su intención era mostrar un aspecto amplio de las relaciones homosexuales, y que en el fondo, como toda relación humana, compartían los mismos alicientes y dificultades.
También consideró su película como la respuesta gay a “Love Story” (muchas escenas en el parque son imitaciones de este clásico). Christopher Larkin estaba en contra de la frase “amar significa no tener que decir nunca lo siento”, y defiende en la película que “amar significa no tener que decir nunca te quiero” (frase que Mark le dice a David).
El final de la película es optimista, lo cual la convierte en inusual para la época. Hasta la fecha la temática gay tendía a mostrar a personajes con enormes dificultades para aceptar su homosexualidad, llegando a acabar en crimen o suicidio, y cuyos destinos se mostraban siempre de manera pesimista. Posteriormente, la temática gay en los ochenta fue dominada, mayoritariamente, por historias tristes relativas al auge del SIDA.
Vito Russo, escritor del guion del documental “El Celuloide Oculto”, aparece brevemente en la película.
 
LO MEJOR
Excelente película, a la que no hay nada que objetar. “A Very Natural Thing” sirve un poco como la frontera nostálgica entre la década de la represión absoluta de la comunidad gay, y la de la aparición del SIDA. De esta manera, muestra ese breve respiro en que la ilusión, del inicio de la lucha de los derechos gay, sirvió como base de una esperanza que parecía invadir a la comunidad, señalando tiempos mejores, y sin saber lo que le venía encima.
Los diálogos son formidables y reflejan las dispares personalidades de los tres protagonistas. David proviene de un ambiente religioso, y ha fundado su concepto del amor en la moralidad que ese ambiente le ha inculcado. Mark cree en la amistad con derecho a roce, y en el sexo libre sin tener consideración al compromiso. Me encanta la escena en la que David intenta salvar la relación participando en una orgía de la que acaba por que salir huyendo. Para mi esto es lo que convierte a David en alguien valido, pues por lo menos intenta probar el estilo de Mark, mientras que este último solo piensa en sí mismo.
Luego tenemos a Jason, divorciado, con un niño pequeño, y una ex mujer inusualmente comprensiva, dedicado a la lucha por los derechos. Fantástica la conversación que mantiene con David sobre salir del armario, y reivindicar derechos. Larkin nos muestra lo valido de ambas posturas. Cuando David explica que si declarara su homosexualidad a los cuatro vientos, su trabajo como profesor de niños peligraría, Jason se da cuenta de esa realidad aún existente.
Fabulosa la escena final en la que los dos corren por la playa y se bañan en el mar.
 
LO PEOR
Quizás, si la intención de Larkin era argumentar distintas posturas, se pueda decir que se pierde la objetividad a favor de David. La situación de Jason, padre de un niño en 1973, y con una mujer tan comprensiva después de haber declarado su homosexualidad, puede ser algo irreal para la época. La película pone tanto énfasis en las relaciones de sus protagonistas que olvida las muchas dificultades de la comunidad en esa década, pero esto al final se vuelve positivo, ya que su optimismo la convierte en un clásico que destaca en cine de temática de principios de los setenta.
 
MI CALIFICACIÓN
10/10