- Este es un blog meramente informativo, no de descargas (lo cual es ilegal). Los textos de todas las entradas (Citas, sinopsis y críticas) han sido redactados por un servidor, tras duras horas de trabajo.
No concedo permiso para reproducirlos en otros blogs. Ya he encontrado casos en los que han sido plagiados sin mi autorización, y no duraré en seguir tomando
las acciones pertinentes en dichos casos.

- Los comentarios están activados para dar la bienvenida a vuestras críticas sobre las películas, siempre que se respeten las opiniones ajenas. Esto quiere decir que no acepto críticas hacia otras opiniones ni faltas de respeto. Tampoco permito "links" en los comentarios. Cualquier comentario que no siga esa directriz será ignorado y eliminado.

jueves, 3 de octubre de 2013

EL TIEMPO QUE QUEDA

TITULO ORIGINAL
Le Temps Qui Reste
AÑO DE ESTRENO
2005
DIRECTOR
François Ozon
PRODUCTORES
Oliver Delbosc, Marc Missonnier
GUION
François Ozon
REPARTO
Melvil Poupaud (Romain), Jeanne Moreau (Laura), Valeria Bruni Tedeschi (Jany), Daniel Duval (Padre de Romain), Marie Rivière (Madre de Romain), Christian Sengewald (Sasha), Louise-Anne Hippeau (Sophie), Henri de Lorne (Médico), Walter Pagano (Bruno), Violetta Sanchez (Agente), Ugo Soussan Trabelsi (Romain de niño), Alba Gaïa Kraghede Bellugi (Sophie de niña), Victor Poulouin (Laurent), Laurence Ragon (Notaria), Thomas Gizolme (Ayudante de fotografía), Estelle Dupuis (Estilista), Hisano Komine (Maquilladora)
CINEMATOGRAFÍA
Jeanne Lapoirie
BANDA SONORA
Valentyn Sylvestrov
VESTUARIO
Pascaline Chavanne
PAÍS DE ORIGEN
Francia
DISTRIBUIDA POR:
Mars Distribution
DURACIÓN
81 minutos
  
ROMAIN: “¿Ya no me amas?”
SASHA: “No lo sé.”
ROMAIN: “Yo tampoco te amo.”
SASHA: “¿A qué estás jugando?”
ROMAIN: “No estoy jugando a nada. Es la verdad. Ya no siento nada. Solo un vago deseo y a veces ternura.”
SASHA: “¿Por qué me lo dices ahora?”
ROMAIN: “Porque es bueno decir la verdad. ¿No? No creo que te duela.”
SASHA: “¿Quieres que nos separemos? ¿Qué me vaya?”
ROMAIN: “Sí.”
  
ROMAIN: “Solo una vez, la última.”
SASHA: “¿Para qué?”
ROMAIN: “Es curioso que digas eso. Es lo que me pregunto todo el rato. Esta grabado en mi cerebro.”
  
SINOPSIS
A la edad de treinta y un años, Romain es un atractivo y exitoso fotógrafo homosexual acostumbrado a salirse siempre con la suya. Todo cambia cuando durante una sesión de fotos se desmaya y es llevado al médico. Es entonces cuando descubre que sufre de un cáncer terminal, y que solo tiene un cinco por ciento de probabilidades de sobrevivir en caso de ser sometido a quimioterapia. Romain rechaza el tratamiento y acepta el hecho de que le quedan solamente tres meses de vida. La primera reacción de Romain es la de mostrarse cruel y despectivo con sus seres queridos. Disgusta a sus padres y hermana durante una cena familiar, y rompe y expulsa de su casa a su amante Sasha de una forma cruel.
Romain visita a su abuela Laura, quien también está a punto de morir. Es esa visita la que le hace darse cuenta de que depende de él sacar lo mejor de sí mismo en el tiempo que le queda. De esta forma intentará reconciliarse con Sasha, y ayudar a un matrimonio heterosexual, incapaz de tener hijos.
  
CURIOSIDADES
François Ozon declaró que “El Tiempo que Queda” era la segunda película en una trilogía que trataba sobre el luto y el duelo, sin  que nunca de las tres películas estuviera conectada en trama o personajes. La primera película de esta trilogía fue “Bajo la Arena” (2000). Aunque en la mencionada película la mortalidad es incierta y una idea fácil de denegar, en “El Tiempo que Queda” se convierte en algo de lo que es imposible escapar. La tercera no ha sido realizada a fecha de este post, pero Ozon tiene planeado que trate sobre la mortalidad a temprana edad.
El director también descartó desde un principio que la enfermedad que el personaje de Romain sufriera fuera el SIDA. Explicó que necesitaba una enfermedad de la cual no hubiera posible remisión, y señaló que en la actualidad es posible vivir con el VIH. Sin embargo, aceptó que el tono de la película estaba marcado por la ansiedad que su generación había experimentado debido al SIDA.
También indico que el despertar sexual de su generación había venido de la mano con una conciencia determinada sobre la enfermedad y la muerte. Ozon explicó que no por todos estos motivos señalados no se sentía preparado para realizar una película sobre el SIDA.
Se encargó no solo de la dirección, pero también de escribir el guion. No tuvo deseo alguno de mostrar a un personaje que realizara actos extraordinarios, queriendo limitarse a mostrar la realidad concreta de una situación. El personaje de Romain no tiene intención alguna de sentirse en paz con aquellos que le rodean, solamente desea sentirse en paz consigo mismo. La elección de que Romain se dedicara a la fotografía no fue casual. Primeramente, la fotografía de Romain es superficial dedicándose a trabajar en la moda, con lo que solo captura imágenes efímeras. Sin embargo, cuando el personaje descubre que va a morir, la fotografía se convierte en algo de significado más profundo, adquiriendo otra dimensión. François Ozon tenía la intención de que los espectadores se hicieran dos preguntas: ¿Cómo vives  y cómo te sientes cuando sabes que vas a morir? ¿Qué elecciones puedes llegar a tomar?
  
LO MEJOR
Debo admitir que acostumbrado a ver películas en las que homosexuales sufren por el VIH, me llamó la atención de que en esta ocasión el protagonista sufriera debido al cáncer. Lo más curioso es que la identidad sexual del protagonista resulta irrelevante, lo cual no tildo de negativo, para la trama de la película. La labor interpretativa de todos los personajes me pareció sencillamente excepcional, y contribuye a que como espectador uno reflexione sobre el curso que puede tomar nuestras vidas cuando se ven truncadas de esta forma.
Las referencias a la niñez y el deseo de volver a ese estado de inocencia y paz interior me parecieron originales e igualmente formidables.
  
LO PEOR
El primer problema radica en la incapacidad de sentir empatía hacia el personaje de Romain, egocéntrico, vanidoso e insufrible en ocasiones. Solo su escena con su abuela muestra un atisbo hacia el ser humano que podría haber sido. Observé futilidad en mostrar ciertas relaciones escabrosas en su vida, cuando al final de la película ninguna parece obtener reconciliación alguna. Se pone demasiado énfasis en el personaje protagonista, cuando me hubiera gustado ver reacciones por parte del resto del reparto ante la situación de Romain, y por supuesto las suyas ante las mismas.
  
MI CALIFICACIÓN
7/10

3 comentarios:

  1. Recién acabo de descubrir tu blog, sinceramente no había encontrado algo que se le pareciera, y créeme, are lo posible por ver todas las películas que tienes citadas.
    No se si sea que el blog tiene mas enlaces o que tu selección esta basada en un tipo peculiar de películas, pero se me hizo raro no notar por decir una película de las mas "famosas" a nivel gay, la de Secreto en la montaña.
    También te recomiendo, aunque probablemente ya la hayas visto, incluyas de la MILK y la de Dulce Amistad (Beautiful Thing), de parte de un nuevo seguidor. Éxito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La película de Brokeback Mountain fue conocida en España como "En Terreno Vedado". Ya esta en el índice, al igual que Beautiful Thing. Tengo las películas que mencionas, y eventualmente aparecerán en el blog. Saludos y gracias

      Eliminar
  2. creo que François Ozon realizó un gran trabajo con la película, la incapacidad que tiene Romain para expresar de manera escueta sus sentimientos refleja una realidad de muchos (me incluyo) y esos personajes que se tragan sus problemas son un sello en sus películas, además hay un dicho popular "el hubiera no existe" aquí se muestra de la manera mas cruda, y el acto de Romain de dar un regalo de vida, que para el es el último acto de bondad creo que muestra que él aún con sus demonios tiene a un ser humano bajo su piel, la película me conmovió, yo sentí verdadera empatía con el personaje principal, y creo que François Ozon logró contar una buena historia con un final esperanzador, y por alguna extraña razón me recordó muerte en venecia de luchino vizconti;
    por cierto gracias a tu blog he visto una buena cantidad de películas, saludos desde México.

    ResponderEliminar