- Este es un blog meramente informativo, no de descargas (lo cual es ilegal). Los textos de todas las entradas (Citas, sinopsis y críticas) han sido redactados por un servidor, tras duras horas de trabajo.
No concedo permiso para reproducirlos en otros blogs. Ya he encontrado casos en los que han sido plagiados sin mi autorización, y no duraré en seguir tomando
las acciones pertinentes en dichos casos.

- Los comentarios están activados para dar la bienvenida a vuestras críticas sobre las películas, siempre que se respeten las opiniones ajenas. Esto quiere decir que no acepto críticas hacia otras opiniones ni faltas de respeto. Tampoco permito "links" en los comentarios. Cualquier comentario que no siga esa directriz será ignorado y eliminado.

jueves, 27 de diciembre de 2018

AMARÁS AL PRÓJIMO

TITULO ORIGINAL
W imie…
AÑO DE ESTRENO
2013
DIRECCIÓN
Małgorzata Szumowska
PRODUCCIÓN
Agnieszka Kurzydlo
GUION
Michal Englert, Małgorzata Szumowska
REPARTO
Andrzej Chyra (Padre Adam), Mateusz Kosciukiewicz (Lukasz Dyni), Maja Ostaszewska (Ewa), Lukasz Simlat (Profesor Michal Raczewski), Tomasz Schuchardt (Adrian), Maria Maj (Matka Dyni), Kamil Adamowicz (Rudy), Mateusz Gajko (Gajo), Jakub Gentek (Koko), Daniel Swiderski (Babun), Mateusz Malczewski (Mateusz), Krystian Poniatowski (Itan), Kacper Sztachanski (Sztacha), Kamil Konopko (Kamil), Michal Korzeniewski (Michal), Marcin Topczewski (Marcin), Olgierd Lukaszewicz (Obispo), Grzegorz (Vicario), Ireneusz Koziol (Propietario de Pozo de Grava), Marian Mamona (Madre de Gajo)
CINEMATOGRAFÍA
Michal Englert
BANDA SONORA
Pawel Mykietyn, Adam Walicki
VESTUARIO
Julia Jarza-Brataniec, Katarzyna Lewinska  
PAÍS DE ORIGEN
Polonia
DISTRIBUIDA POR:
Kino Swiat
DURACIÓN 
102 minutos

PADRE ADAM: “¿Qué puedo hacer yo si me gustan esos chicos?”
HERMANA DE ADAM: “Deja de decir tonterías.”
PADRE ADAM: “No, coño, yo podría tener… ¿Sabes qué? Yo podría haber follado con todos ellos.”
HERMANA DE ADAM: “No voy a hablar contigo si estas borracho.”
PADRE ADAM: “Escúchame… yo solo quería un abrazo. Tú tienes a alguien que abrazar, ¿verdad?”
HERMANA DE ADAM: “¿Qué? ¿Qué estás diciendo?”
PADRE ADAM: “¿Quién te abraza? ¿Tienes alguien que te abrace?”
“A mis hijos.”
PADRE ADAM: “A mí no gustan los niños. No soy un pedófilo, solo soy un maricón.”
HERMANA DE ADAM: “No, tú no eres un maricón. Estás enfermo; estás cansado.”
PADRE ADAM: “Estoy enfermo, lo estoy. Así es.”
HERMANA DE ADAM: “Siempre te gustaron las mujeres.”
PADRE ADAM: “Voy a ir allí a decirles que yo no deseo esto, que voy a comenzar una vida normal. Voy a ir a decirles que estoy enfermo, para que dejen de transferirme. Porque yo también me acostumbro a las cosas, y eso me entristece. ¿Entiendes? Exactamente, voy a ir allí a decirles… que voy a transferirme yo mismo.”
HERMANA DE ADAM: “Nadie te creerá. Adam tú eres un buen sacerdote y una buena persona. Llámame cuando estés sobrio, ¿vale?”

SINOPSIS
Adam es un Sacerdote católico que descubrió su llamada para servir a Dios a la edad de veintiún años. En la actualidad reside en un pueblo rural de Polonia, donde ha decidido comenzar a trabajar con adolescentes que sufren comportamientos conflictivos, violentos o antisociales. Sus esfuerzos por ayudar a esos adolescentes, y unos resultados bastante aceptables, han provocado que se haga con el respeto de los lugareños. 
Cuando una joven local llamada Ewa intenta insinuarse, el Padre Adam detiene sus avances con delicadeza y respeto, recordándole que su vida está dedicada a Dios. Sin embargo, el Padre Adam oculta un gran secreto.
El celibato no es el único motivo por el que ha rechazado a Ewa, ya que el sacerdote es consciente de que se siente atraído hacia otros hombres. Adam no solo se embarcó en el sacerdocio para combatir esa inclinación que no aprueba, sino que además solicitó que lo enviaran a un entorno rural con la esperanza de que le ayudara a sentirse mejor. Sin embargo, toda su fortaleza se viene abajo cuando conoce a un joven atractivo y taciturno llamado Lukasz. La atracción es inmediata y recíproca, y comienza a despertar sospechas en la pequeña comunidad. Esto pondrá al Padre Adam en una situación complicada que puede acabar con su carrera eclesiástica.

CURIOSIDADES
La directora Małgorzata Szumowska tuvo la inspiración de realizar esta película al leer un debate que se originó en las páginas de presa polaca acerca de la homosexualidad, la iglesia y los sacerdotes. El catolicismo es la religión predominante en Polonia, y la propia Szumowska solía ser católica y conocía a varios sacerdotes. De esta forma se sintió fascinada por el tema, que siempre le había preocupado, y decidió crear una película que como mínimo lograra provocar un debate en la sociedad polaca, a la vez que dejaba clara su opinión al respecto. Financiar el proyecto no fue una tarea fácil, y la propia directora declaró que de no ser por el Instituto Polaco de Cine, no habría sido capaz de llevar a cabo su proyecto. Describió a  Agnieszka Odorowicz, director del mencionado instituto, como una mujer valiente que no se preocupó sobre las opiniones ajenas que la película podría provocar. Odorowicz apoyó el proyecto desde su comienzo, consiguiendo el de Beata Ryczkowska de “Canal plus”. Aunque Szumowska consideraba que Polonia era un país democrático donde todos podían expresarse, sintió que era una buena idea que la película no fuera estrenada allí en primer lugar. 
A pesar de esto, consideraba que Polonia necesitaba de películas de este estilo, y de que se abrieran debates públicos acerca del tema.
Andrzej Chyra ganó el premio al Mejor Actor en el Festival de Cine de Gdynia por su papel como el Padre Adam. Polonia le considera el mejor actor de su generación junto a Robert Więckiewicz. La película fue aclamada por la crítica, y los espectadores de la comunidad LGBT de Polonia fueron quienes la agradecieron particularmente. La película se hizo con El Teddy Award a la Mejor Película de Temática LGBT en el Festival de Cine Internacional de Berlín.

LO MEJOR
Con un estilo cinematográfico impecable, la película aborda un tema complicado y escabroso con un respeto y cuidado elogiables. Aunque este tipo de temas han sido abordados con anterioridad, Szumowska da un giro de tuerca inesperado. 
Sin en otros films los sacerdotes homosexuales eran enviados a un entorno rural para reformarse, en este caso tenemos uno que se adelanta a este precepto, sin conseguir evitar algo que bien puede ser considerado natural. La película no aborda el deseo de un sacerdote de vivir una doble vida, sino como un hombre puede usar el sacerdocio para ocultar o escapar de lo que es. Me pareció una idea más que elogiable.

LO PEOR
La directora se concentra demasiado en la cinematografía, incluyendo varias escenas innecesarias, y fracasa a lograr que el supuesto amor del Padre Adam hacia Lukasz sea creíble. Solo percibí una atracción meramente física. Tampoco aborda lo suficiente las consecuencias de ser descubierto en un entorno rural.

MI CALIFICACIÓN
7/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario