- Este es un blog meramente informativo, no de descargas (lo cual es ilegal). Los textos de todas las entradas (Citas, sinopsis y críticas) han sido redactados por un servidor, tras duras horas de trabajo.
No concedo permiso para reproducirlos en otros blogs. Ya he encontrado casos en los que han sido plagiados sin mi autorización, y no duraré en seguir tomando
las acciones pertinentes en dichos casos.

- Los comentarios están activados para dar la bienvenida a vuestras críticas sobre las películas, siempre que se respeten las opiniones ajenas. Esto quiere decir que no acepto críticas hacia otras opiniones ni faltas de respeto. Tampoco permito "links" en los comentarios. Cualquier comentario que no siga esa directriz será ignorado y eliminado.

jueves, 15 de noviembre de 2018

OS DECLARO MARIDO Y MARIDO

TÍTULO ORIGINAL
I Now Pronounce You Chuck & Larry
AÑO DE ESTRENO
2007
DIRECCIÓN
Dennis Dugan
PRODUCCIÓN
Michael Bostick, Jack Giarraputo, Adam Sandler, Tom Shadyac
GUION
Barry Fanaro, Alexander Payne, Jim Taylor
REPARTO
Adam Sandler (Chuck Levine), Kevin James (Larry Valentine), Jessica Biel (Alex McDonough), Dan Aykroyd (Capitán Tucker), Ving Rhames (Fred G. Duncan), Steve Buscemi (Clint Fitzer), Nicholas Turturro (Renaldo Pinera), Allen Covert (Steve), Rachel Dratch (Supervisora Sara Powers), Richard Chamberlain (Concejal Banks), Nick Swardson (Kevin McDonough), Blake Clark (Indigente loco), Mary Pat Gleason (Teresa), Matt Winston (Glen Aldrich), Cole Morgen (Eric Valentine), Shelby Adamowsky (Tori Valentine), Gary Valentine (Karl Eisendorf), Jonathan Loughran (David Nootzie), Peter Dante (Tony Paroni)
CINEMATOGRAFÍA
Dean Semler
BANDA SONORA
Rupert Gregson-Williams
VESTUARIO
Ellen Lutter
PAÍS DE ORIGEN
Estados Unidos
DISTRIBUIDA POR:
Universal Pictures
DURACIÓN 
115 minutos

CHUCK LEVINE: “Larry, piensa un poco. No somos gais. Y si lo fuésemos, ¿no crees que me buscaría a alguien que estuviera mejor que tú? Soy Mister Febrero, por el amor de Dios. Es como si el amo de pista intentara hacerse con el patoso del barrio.”
LARRY VALENTINE: “Soy el patoso del barrio.”
CHUCK LEVINE: “Larry, yo te quiero. Pero no estoy enamorado de ti. No sé si llegas a entenderlo. Estamos bien como amigos.”

LARRY VALENTINE: “Hola a todos. Yo lo que hago es apagar fuegos. Y estoy orgulloso de ser bombero porque mi trabajo es proteger a la comunidad y asegurarme de que todos estamos bien a salvo. Vaya, veo que ya tienen preguntas.”
NIÑO: “No me gustan las niñas. ¿Significa eso que soy gay como tú?”
LARRY VALENTINE: “Eh, no, no.”
NIÑA: “Se casó con una mujer, ¿verdad?”
LARRY VALENTINE: “Sí.”
NIÑA: “¿Significa eso que es medio lesbiano?

SINOPSIS
Chuck Levine y Larry Valentine son amigos y trabajan juntos como bomberos en Brooklyn. Larry es viudo y todavía está de luto. Añadido a esto tiene problemas intentando que sus hijos sustituyan a su fallecida madre como beneficiarios de su póliza de seguros. Preocupado por el futuro de sus hijos, en caso de que falleciera en su trabajo, comienza a plantearse dimitir para dedicarse a algo más seguro. Sin embargo tampoco desea deshacerse de su pensión como bombero, que puede servir como garantía para el futuro de sus hijos. Durante un incendio, Larry salva la vida de Chuck, que le promete que se lo pagará haciendo cualquier cosa que necesite.
Al ver un artículo sobre uniones civiles del mismo sexo, Larry le pide a Chuck que adopten una para así poder convertir a sus hijos en beneficiarios de la póliza de su mujer. Chuck se resiste pues siempre ha sido un mujeriego machista, pero termina por ceder. 
Sin embargo la cosa se complica cuando ambos comienzan a ser investigados por estar cometiendo un posible fraude. Para evitar problemas, Chuck se instala en casa de Larry y sus hijos y acuden a una abogada llamada Alex McDonough para pedir consejo. Alex les recomienda que acudan a Canadá para contraer matrimonio. Aunque ambos lo hacen, terminan por recibir la visita de un inspector implacable. Añadido a esto, Chuck decide que Alex es la mujer de su vida.

CURIOSIDADES
El productor Tom Shadyac llevaba planeando está película desde el año 1999. Había concebido el titulo inicial de “Yo Os Declaro Joe y Benny”, y deseaba que Nicholas Cage y Will Smith fueran los protagonistas, así como encargarse personalmente de dirigir el proyecto. Con el paso de los años, otros tres guionistas se unieron a Shadyac para retocar la historia, que fue recogida por el propio Adam  Sandler. Cuando Sandler recibió la copia del primer borrador del guion, se tomó varias libertades para que la comedia se adaptara a su estilo como actor. 
Esto provocó que Shadyac se enfureciera y durante un tiempo estuvo a punto de abandonar el proyecto, deseando no aparecer entre los créditos.
La película fue mostrada por primera vez a miembros de distintas organizaciones LGTBI, que apreciaron el mensaje de tolerancia aunque reconocieron el uso excesivo de estereotipos. La crítica se mostró más dura y Rob Schneider fue atacado por mostrar una caricatura racista de un oriental, que llegaba a tener la cara pintada de amarillo. Otra controversia surgió cuando los productores de la película australiana “Strange Bedfellows” (2004) denunciaron a Universal Studios por plagio. El caso fue desestimado cuando los productores australianos recibieron un borrador de “Os Declaro Marido y Marido”, que era más antiguo que el suyo.
La película recibió ocho nominaciones a los Premios Golden Raspberry que incluían Peor Película, Peor Actor (Adam Sandler), Peor Actor de Reparto (Kevin James y Rob Schneider), Peor Actriz de Reparto (Jessica Biel), Peor Director, Peor Guion y Peor Pareja (Adam Sandler con Kevin James o Jessica Biel). No se hizo con ninguno de los premios.

LO MEJOR
No puedo negar que hay una buena intención tras el argumento de esta película. Mayormente el film ataca la homofobia y los prejuicios, intentando transmitir un mensaje de tolerancia y aceptación. Tampoco puedo negar que en algunos momentos la película logró arrancarme una sonrisa, e incluso carcajada, aunque estos fueran minoritarios. Kevin James fue el único que me pareció ocasionalmente aceptable.

LO PEOR
Cuando uno quiere utilizar estereotipos tiene que ser muy cuidadoso, porque a menudo acaba en lo chabacano u ofensivo. Muchos personajes están llevados al histrionismo, pero algunos resultan claramente ofensivos aunque esa no haya sido la intención. 
Adam Sandler realiza un trabajo ridículo con un personaje que no despierta empatía ni gracia alguna, y que se aleja de cualquier rasgo de realismo. Durante la mayor parte de la comedia permanecí impasible, llegando a desesperarme en determinadas ocasiones. Lo que más me molestaba era que si se ridiculizara a otra minoría, es escándalo habría sido sonoro. Este tipo de comedias podrían haber sido mínimamente aceptables en otra época, pero no a comienzos del Siglo XXI.

MI CALIFICACIÓN
3/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario