- Este es un blog meramente informativo, no de descargas (lo cual es ilegal). Los textos de todas las entradas (Citas, sinopsis y críticas) han sido redactados por un servidor, tras duras horas de trabajo.
No concedo permiso para reproducirlos en otros blogs. Ya he encontrado casos en los que han sido plagiados sin mi autorización, y no duraré en seguir tomando
las acciones pertinentes en dichos casos.

- Los comentarios están activados para dar la bienvenida a vuestras críticas sobre las películas, siempre que se respeten las opiniones ajenas. Esto quiere decir que no acepto críticas hacia otras opiniones ni faltas de respeto. Tampoco permito "links" en los comentarios. Cualquier comentario que no siga esa directriz será ignorado y eliminado.

jueves, 30 de agosto de 2018

PALACIO ORIENTAL, PALACIO OCCIDENTAL

TITULO ORIGINAL
Dōng Gōng Xī Gōng (東宮西宮)
AÑO DE ESTRENO
1996
DIRECTOR
Zhang Yuan
PRODUCTORES
Christophe Jung, Christophe Ménager, Zhang Yuan
GUION
Wang Xiaobo, Zhang Yuan
REPARTO
Si Han (A-Lan), Hu Jun (Xiao Shi), Zhao Wei (Chica tranvía), Quan An Wang (A-Lan niño), Ye Jing (A-Lan Joven), Lu Rong (Madre de A-Lan), Liu Yuxiao (Ladrona), Ma Wen (Cadete), Zhao Xiaoyu (Policía), Yang Jian (Policía)
CINEMATOGRAFÍA
Zhang Jian
BANDA SONORA
Xiang Min
VESTUARIO
Sin acreditar
PAÍS DE ORIGEN
China
DISTRIBUIDA POR:
Fortissimo Films
DURACIÓN
94 minutos

A-LAN: “Cuando iba al colegio había una chica. Era muy hermosa. Recuerdo su camisa blanca y sus sandalias negras. No tenía familia. La llamaban Chica Tranvía porque todos podían subirse a ella.”
XIAO SHI: “¿Pero de verdad estás casado? ¿Con quién?”
A-LAN: “Mi primer amor fue un compañero de clase. Era muy guapo y fuerte.”
XIAO SHI: “¿Cómo?”
A-LAN: “Era muy fuerte, solía protegerme. Nuestra primera vez fue en su casa. Hablábamos de las chicas de la escuela, en especial de la Chica Tranvía. Tuvo una erección, y yo también; y entonces lo hicimos. Le dije que yo haría de la chica.”
XIAO SHI: “¿Qué haces?”
A-LAN: “De la chica.”
XIAO SHI: “No, te pregunto qué a que te dedicas.”
A-LAN: “Soy escritor.”
XIAO SHI: “Ahora lo entiendo todo. Tiene sentido. Continúa.”
A-LAN: “Le dije que haría de la Chica Tranvía. De hecho comencé a pensar que era la Chica Tranvía. Sentí algo diferente de forma inmediata en los ojos de mi amante. Podía pegarme, gritarme, hacerme lo que quisiera. Mientras él fuera feliz, yo también lo sería. Necesitaba llorar, pero no pude. Era el alba y hacía frío. En el bosque los pájaros se pusieron a cantar, se podía oírlos por todos lados. ¡Me di cuenta de que estaba vivo!”
XIAO SHI: “Gilipolleces. ¡Estás loco! ¿Dónde te crees que estás? ¿Sabes que es lo que eres? Eres despreciable.”
A-LAN: “Pues siempre lo he sido.”

SINOPSIS
A-Lan es un escritor casado, pero también es homosexual. A menuda frecuenta un parque y sus baños para mantener relaciones fortuitas. 
Aunque la homosexualidad no es ilegal en China, la policía suele perseguir a los homosexuales dedicados a estas prácticas, arrestándoles bajo acusaciones de vandalismo o desorden público. A pesar de ese riesgo, A-Lan acude al parque. Durante una redada policial logra escapar tras besar al oficial Xiao Shi, que se queda inmóvil ante la sorpresa del acto. Fascinado por el policía, A-Lan le observa y le envía un regalo. Poco después, Xiao Shi vuelve a encontrar a A-Lan en el parque y lo arresta.
Tras llevarlo al puesto del parque, Xiao Shi comienza a interrogar a A-Lan. Este no muestra ningún poder y comienza a narrarle la historia de su vida. Como buen escritor lo hace de forma provocativa, con la intención de poner a prueba la sexualidad de Xiao Shi. Al mismo tiempo, la historia de A-Lan refleja la represión de la sociedad china en la década de 1990. Ante esto, la actitud del policía va evolucionando desde la repulsa, a la fascinación, y finalmente la atracción

CURIOSIDADES
La película ha sido considerada por muchos como la primera en China con un tema explícitamente homosexual. El título hace referencia a dos parques cerca de la Ciudad Prohibida, el Palacio Oriental y el Palacio Occidental. Ambos parques, y mayormente sus lavabos públicos, son famosos por ser lugares de reunión para los homosexuales de Beijing durante la noche. La película fue concebida por el director Zhang Yuan, que participó en la creación del guion, para realizar una crítica contra la represión china, en particular contra los homosexuales
El gobierno chino reaccionó escandalizado por la temática del film, y la mala imagen que ejercía sobre sus métodos represivos. Como la película fue rodada en los parques a los que hace referencia, de forma clandestina, las autoridades no tardaron en enterarse. En el año 1997, Zhang Yuan fue sometido por el gobierno a un arresto domiciliario, y su pasaporte fue confiscado. El propósito era que la película no traspasara las fronteras, pero amigos del director consiguieron pasarla de contrabando. De esta forma la película pudo ser emitida en el Festival de Mar de Plata, en Argentina, y en el Festival de Cannes en Francia. Lamentablemente, el director no pudo asistir a ninguno de los dos eventos.
A pesar de esto, la película supuso una apertura para la temática gay, aun para disgusto del gobierno.

LO MEJOR
No cabe duda que toda película que se enfrente a intentos de represión, sobre todo a la hora de narrar temas tan importantes como la homofobia o persecución, es digna de elogios. La película realiza una crítica constructiva y realista sobre estos mencionados casos en un país, donde la persecución tenía lugar aun cuando la homosexualidad no era ilegal. Me quedo con el personaje del policía interpretado por Hu Jun, que logra mostrar de forma efectiva la evolución de sus sentimientos hacia el homosexual que ha arrestado.

LO PEOR
Para ser una película de hora y media, la encontré demasiado tediosa, aburrida, y llegó a provocar que perdiera el interés por ninguno de los personajes protagonistas. El estilo de dirección de Zhang Yuan no va conmigo en absoluto. 
La narración de la historia del personaje de A-Lan es extremadamente lenta, con unas pausas e intervalos que en ocasiones bien pudieran provocar que uno se perdiera en la trama. El actor Si Han me pareció absolutamente sobreactuado. Daba más la sensación de ser un esquizofrénico incapaz de lidiar con sus perturbados sentimientos. Esto provoca que la empatía hacia el personaje homosexual no logre ser transmitida.
Adicionalmente, la película cuenta con un final que sale completamente de la verosimilitud en la que se había embarcado. Las escenas finales no proporcionan resolución alguna, sino que dan muestras de una serie de situaciones poco creíbles. Es uno de esos casos en los que el afán “artístico” del director se carga una gran idea.

MI CALIFICACIÓN
4/10