- Este es un blog meramente informativo, no de descargas (lo cual es ilegal). Los textos de todas las entradas (Citas, sinopsis y críticas) han sido redactados por un servidor, tras duras horas de trabajo.
No concedo permiso para reproducirlos en otros blogs. Ya he encontrado casos en los que han sido plagiados sin mi autorización, y no duraré en seguir tomando
las acciones pertinentes en dichos casos.

- Los comentarios están activados para dar la bienvenida a vuestras críticas sobre las películas, siempre que se respeten las opiniones ajenas. Esto quiere decir que no acepto críticas hacia otras opiniones ni faltas de respeto. Tampoco permito "links" en los comentarios. Cualquier comentario que no siga esa directriz será ignorado y eliminado.

jueves, 5 de diciembre de 2013

BODY WITHOUT SOUL

TITULO ORIGINAL
Tělo bez duše
AÑO DE ESTRENO
1996
DIRECTOR
Wiktor Grodecki
PRODUCTOR
Miro Vostiar
GUION
Wiktor Grodecki
REPARTO
Pavel Rousek, David, Marek, David, Matthew, Sawannah, Václav Cernogurský, Ota, Jarda, Pavel, Thomas, Pavel Petroci, Martin Maca
CINEMATOGRAFÍA
Vladimir Holomek
BANDA SONORA
Sin acreditar
VESTUARIO
Inaplicable
PAÍS DE ORIGEN
República Checa
DISTRIBUIDA POR:
MiroFilm
DURACIÓN
94 minutos
PRECEDIDA POR:
Not Angels but Angels
SUCEDIDA POR:
 
PAVEL ROUSEK: “A veces tengo que abofetearlos un rato. Si uno de ellos no quiere hacer algo, todos acaban fuera de control. Es difícil mantenerlos a raya. Tienen dieciséis años, así que les das un buen golpe, porque el contrato no significa nada para ellos, se escapan en medio de una escena. ¿Qué se supone que tengo que hacer yo? Tengo que volver a rodar la película. Podría seducirles con dinero pero no me lo puedo permitir, así que les retengo a la fuerza. Este chico tiene un ojo negro, lo puedes ver en la pantalla. Tuve que golpearle porque me robó el mechero. Me robó un zippo, el único que he tenido en toda mi vida. Una vez, un chico robó el contrato y se escapó. Cuando me lo trajeron de vuelta tuve que darle una paliza, porque ya no podría vender la película. No me da miedo pegar a alguien que se sale de las normas. Soy de esa forma.”
 
DAVID: “Cuando me prostituyo lo hago por dinero. El cliente que viene aquí para comprar un chico o una chica no paga por el alma, solo paga por el cuerpo. Es como un vaso vacío, así que creo que no queda mucho de mi alma dentro de mí.”
 
DAVID: “Ningún chapero puede considerarse heterosexual. Tiene que gustarle lo que hace por lo menos un poco. Un chico que se acuesta con un hombre y cree que es hetero es un idiota. Tiene que ser idiota si piensa de esa manera, porque un hetero de verdad nunca podría tener relaciones sexuales con un hombre.”
 
SINOPSIS
En este documental, chaperos, el director, y las estrellas de una serie de películas pornográficas hablan acerca del sexo y sus trabajos en la Praga posterior al comunista.
Pavel Rousek, patólogo, destaca como director de películas pornográficas dirigidas a varios países, principalmente Alemania. Con inquebrantable detalle, habla acerca de su pasión por descuartizar cadáveres, y los guiones de películas pornográficas que circulan por su cabeza. También aborda los problemas de producir cine pornográfico, desde las avariciosas distribuidoras a la falta de cooperación de sus modelos, que intentan echarse atrás en sus promesas de realizar sexo anal sin protección.
Mientras Pavel habla con orgullo de las manipulaciones y violencia física que utiliza para adquirir las películas que desea, sus actores y otros chaperos checos ofrecen una perspectiva distinta acerca de las técnicas cinematográficas de Pavel, así como de sus carreras en el mundo de la prostitución.
 
CURIOSIDADES
Para realizar esta película documental, Wiktor Grodecki entrevistó a chicos cuyas edades comprendían desde los catorce hasta los diecisiete años.
Las entrevistas iniciales estaban diseñadas para descubrir aspectos de sus vidas, y como se habían introducido en el negocio de la prostitución. La película también explora las esperanzas y los miedos de estos jóvenes, quienes hablan acerca de sus cuerpos, almas, la necesidad de dinero, su orientación sexual, el SIDA, y su manera de enfrentarse a la probabilidad de morir.
El título de la película fue extraído de la declaración de un chico llamado David, quien explicaba cómo solo se sentía como una comodidad, un cuerpo en venta, actitud compartida por muchos de los chicos entrevistados. Algunos de ellos declaran la evidencia de sentirse vacíos, carentes de alma. Al menos uno de los chicos entrevistado está infectado con el VIH, mientras que el resto ofrecen argumentos por los que no están preocupados con el virus, a pesar de su constante involucración en relaciones sin protección, ya sea participando en películas pornográficas o con clientes.
La película es parte de una trilogía realizada por Grodecki para abordar el tema de la prostitución adolescente. La primera película documental fue “Not Angels But Angels” (1994), la segunda película documental fue la que abordamos hoy. Finalmente, tomando la base de los personajes entrevistados en estas películas llegó la tercera, ya una película con trama y actores, “Mandrágora” (1997). Las tres películas comparten el tema de la prostitución, pero no siguen una línea argumental, siendo vistas de forma individual.
Los muchachos entrevistados proporcionan sus nombres al principio de la película, algunos de ellos siendo alias para preservar sus verdaderas identidades. A pesar de esto, ninguno de ellos, incluido Rousek, fueron acreditados en la película. Al principio de la película se proporciona la información de que mil coronas checas corresponden a treinta y cinco dólares americanos, para que nos hagamos a la idea de lo que cobran los chaperos por sus servicios.
 
LO MEJOR
Potente documental, pues impacta ver como jóvenes adolescentes hablan acerca de su descenso en la prostitución. Las películas documentales tienden a impactar por ese motivo, por la realidad de las personas que ves en pantalla. Siendo un film de finales de la década de 1990, es curioso como uno termina por preguntarse qué sido de estos muchachos que perdieron su inocencia a tan temprana edad. Rousek provoca plena repulsión, hasta terror me atrevería decir, pues es ejemplo de aquellos que se aprovechan de dicha inocencia.
 
LO PEOR
Demasiado parcial para mi gusto, el director de porno es un monstruo depravado, mientras que todos los chaperos son reflejados como pobres jóvenes inocentes incapaces de romper un plato. Uno no puede evitar preguntarse hasta qué punto el director ha sido capaz de reflejar el cien por cien de la realidad de este mundo.
 
MI CALIFICACIÓN
7/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada