- Este es un blog meramente informativo, no de descargas (lo cual es ilegal). Los textos de todas las entradas (Citas, sinopsis y críticas) han sido redactados por un servidor, tras duras horas de trabajo.
No concedo permiso para reproducirlos en otros blogs. Ya he encontrado casos en los que han sido plagiados sin mi autorización, y no duraré en seguir tomando
las acciones pertinentes en dichos casos.

- Los comentarios están activados para dar la bienvenida a vuestras críticas sobre las películas, siempre que se respeten las opiniones ajenas. Esto quiere decir que no acepto críticas hacia otras opiniones ni faltas de respeto. Tampoco permito "links" en los comentarios. Cualquier comentario que no siga esa directriz será ignorado y eliminado.

jueves, 21 de mayo de 2015

SIN DESTINO

TITULO ORIGINAL
Sin Destino
AÑO DE ESTRENO
2002
DIRECTOR
Leopoldo Laborde
PRODUCTORES
Leopoldo Laborde, Manuel Guijoza, Gustavo Laborde, Jaime Langarica
GUION
Leopoldo Laborde
REPARTO
Francisco Rey (Fran), David Valdez (David), Roberto Cobo (Sebastián), Sylvia Vilchis (Perla), Mariana Gajá (Angelica), Roberto Trujillo (Cliente), Malenski Ruiz (Fran niño), Arturo Martínez (El Motas), Claudio Guarneros (Drogadicto), Armando Ayala (Cliente voyeur), Ulises Alva (Cliente joven), César Gálvez (Tortero), Alberto Acosta (Oficinista), Carlos Ramírez (Carlos), Claudio Guarneros (El Tizo),
CINEMATOGRAFÍA
Jorge Rubio Cazarín
BANDA SONORA
Ogo, Encefalisis, Climax
VESTUARIO
Manuel G. Guijoza
PAÍS DE ORIGEN
México
DISTRIBUIDA POR:
TLA Releasing
DURACIÓN
97 minutos


FRAN: “No tengo futuro; no tengo ni destino cabrón.”
DAVID: “Sí, y encima de eso te metes las putas drogas pendejo.”
FRAN: “¿Sabes por qué me las meto? Tú no sabes lo que se siente que te estén cogiendo por detrás cabrón. Tener mis pinches güeys aquí haciendo fila para esperar a que te cojan. Tú no sabes lo que es tener las tripas pegadas, por no comer en una pinche semana. Por eso me las meto.”
SEBASTIÁN: “¡Maldito puto pendejo! Te quiero tanto. Nos sabes cómo he llorado por ti.”
FRAN: “No digas mamadas.”
SEBASTIÁN: “Siempre te amé, porque fuiste el único para mí. Nunca, nunca hubo otro como tú. Tus ojos, tu cuerpo, tus brazos, tu espalda.”
FRAN: “¿Qué era lo que me querías decir?”
SEBASTIÁN: “Lo mucho que te amo, lo que nunca te pude decir.”
FRAN: “¿Sabes qué? Ya me tengo que ir. ¿Ya acabaste?”
SEBASTIÁN: “No Francito. Todavía ni empiezo.”

SINOPSIS
A la edad de quince años, Fran es un joven mejicano que vive en la calle, ganándose la vida mediante la prostitución masculina. A menudo recuerda como esas actividades comenzaron cuando solo tenía nueve años. Fue entonces cuando conoció a un artista llamado Sebastián, quien mostró interés en fotografiarle. Sin embargo, la relación fue más allá, hasta que Fran decide escapar para vivir por su cuenta. En el presente, su único amigo es David, quien también le suministra cocaína, droga a la que Fran es adicto. Aunque David acepta el hecho de que Fran se dedica a la prostitución, a menudo le recrimina dicha actividad.
Fran se reencuentra con Sebastián, pero se niega a reiniciar una vida con él, aunque el artista está seguro que terminará por acudir a él de nuevo. Después de tener su primera experiencia sexual heterosexual con una prostituta, Fran se muestra atraído hacia una joven rubia que vive en su barrio.
Desesperado por intentar conquistarla, y necesitado de dinero, Fran termina por acudir a Sebastián de nuevo.

CURIOSIDADES
Escrita, producida y dirigida por Leopoldo Laborde, la película surgió como inspiración del film “Los Olvidados” (1950), dirigida por Luis Buñuel. A lo largo de su carrera como director, Laborde se ha caracterizado por realizar películas de escaso presupuesto, cuyas tramas sean tanto controvertidas como desafiantes. “Sin Destino” ha sido considerada por gran parte de la crítica como una perfecta introducción a su estilo de trabajo. Laborde aborda un análisis exhaustivo de los conflictos juveniles de la clase baja en la Ciudad de Méjico, extrapolables a otros países.
La película contó con un presupuesto tremendamente escaso, razón fundamental por la que se optó rodarla en blanco y negro. El director decidió utilizar ese revés para incluir limitadas escenas en color, las cuales representaban alucinaciones producidas por las drogas o fantasías en la mente de algún personaje.
El reparto consistió en actores no profesionales, y un equipo de producción que pudiera ajustarse a lo que ha sido considerado como su estilo singular. Una de las escasas excepciones fue Roberto Cobo, quien interpreta a Sebastián en la película. Laborde decidió contar con él, precisamente porque había trabajado previamente en la película “Los Olvidados”. Laborde ha expresado a menudo sus quejas acerca de lo complicado de distribuir su trabajo cinematográfico.

LO MEJOR
Una vez más tenemos una de esas ocasiones en las que la base del proyecto es excelente, a la par que interesante, pero que no es explotado todo lo que podría haber sido. Existen determinados aspectos que me impresionaron considerablemente. Pero quizás deba elogiar la evolución del personaje de Fran. Si bien Francisco Rey falla en dicción a la hora de interpretar sus diálogos, su interpretación consigue convencer y transmitir cierta ternura y compasión por parte del espectador.
Su escena pidiéndole una cita a Angelica me dejó bastante impresionado.
Evidentemente, Laborde mantiene una visión pesimista aunque realista. Su mensaje parece indicar que no hay manera de escapar de un destino fatídico, pero eso es prerrogativa del director. Pero lo importante es que Laborde consigue señalar los problemas de la juventud sumergida en un mundo corrompido y con escasas salidas. Un indicativo de esto, bastante ingenioso, es la constante irritabilidad del personaje de David hacia los aviones que sobrevuelan constantemente.

LO PEOR
Comenzaré por señalar una cinematografía bastante deficiente. Si bien puedo entender las dificultades de un presupuesto muy limitado, rodar en blanco y negro debería evitar problemas como borrosidad ocasional y oscuridad obsesiva.
Tratándose de una película que data del año 2002, esto me dejó bastante sorprendido.
Sin embargo, lo peor de la película son las deficientes interpretaciones. Los jóvenes “actores” son incapaces de realizar sus diálogos sin trabarse constantemente, y en ocasiones resultan demasiado inconvincentes. Ni siquiera Roberto Cobo consigue convencer, realizando una interpretación que me pareció excesivamente sobreactuada.
Por otra parte los diálogos resultan poco efectivos por sí solos. Son repetitivos e inefectivos. Se pierde bastante tiempo en explorar una trama rica de por sí, con escenas excesivas como las alucinaciones ante el efecto de las drogas y otras similares.
En términos generales, Laborde se preocupa demasiado por provocar, perdiendo una gran oportunidad para transmitir.

MI CALIFICACIÓN
5/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada