- Este es un blog meramente informativo, no de descargas (lo cual es ilegal). Los textos de todas las entradas (Citas, sinopsis y críticas) han sido redactados por un servidor, tras duras horas de trabajo.
No concedo permiso para reproducirlos en otros blogs. Ya he encontrado casos en los que han sido plagiados sin mi autorización, y no duraré en seguir tomando
las acciones pertinentes en dichos casos.

- Los comentarios están activados para dar la bienvenida a vuestras críticas sobre las películas, siempre que se respeten las opiniones ajenas. Esto quiere decir que no acepto críticas hacia otras opiniones ni faltas de respeto. Tampoco permito "links" en los comentarios. Cualquier comentario que no siga esa directriz será ignorado y eliminado.

jueves, 10 de marzo de 2016

END OF LOVE

TITULO ORIGINAL
Oi Do Chun (이제 사랑은 끝났다)
AÑO DE ESTRENO
2009
DIRECTOR
Simon Chung
PRODUCTOR
Vincent Chui
GUION
Simon Chung
REPARTO
Chi-Kin Lee (Cheung Wai Ming), Kin-Fat Lai (Miembro del centro de tratamiento), Alex Wong (Tsz Yan), Guthrie Yip (Chan Wing Keung), Clifton Kwan (Cyrus), Edson Ng (Amigo de Cyrus), Deryck L. (Amigo de Cyrus), Marchu (Amigo de Cyrus), Sammy Wong (Shing), Kim-ching Liu (Fai), Ben Yeung (Yan), Tim Bo (Madre de Ming), Andrew Hui (Wilfred), Kirby Lai (Amigo de Cyrus), Brad Siu (Amigo de Cyrus), Francis Or (Jason), King-Hing Lee (Padre de Yan), Lok See (Amigo de Cyrus), Hin-Wai Au (Comisario de policía), Joman Chiang (Jackie), Ho Tin Tai (Joven Ming)
CINEMATOGRAFÍA
Kent Wong
BANDA SONORA
Hau Kwong Mo
VESTUARIO
Sin acreditar
PAÍS DE ORIGEN
China (Hong Kong)
DISTRIBUIDA POR:
Heart Productions
DURACIÓN
95 minutos
 
YAN: “¿Qué quieres que te diga?”
MING: “Di lo que quieras.”
YAN: “¿Por qué lo has mantenido en secreto?”
MING: “Porque sabía que reaccionarías de esta manera.”
YAN: “Así que es culpa mía. ¿Es por el dinero? Si necesitabas dinero, ¿por qué no me lo dijiste? Sabes que te lo habría prestado.”
MING: “Supongo que te lo habrías tomado mejor si te hubiera dicho que estoy haciendo esto para pagar la operación de mi madre.”
YAN: “Hay muchos puestos de trabajo. ¿Por qué tienes que hacer esto?”
MING: “Es solo un trabajo, no es diferente de lo que hace un vendedor.”
YAN: “Acabas de decirme que eres un chapero. ¿Cómo esperas que reaccione? ¿Pretendes que me convierta en tu empresario?”
MING: “¿Por qué no lo aceptas? Me acuesto con los clientes, pero no los amo.”
YAN: “Lo siento, pero no puedo aceptarlo.”
 
SINOPSIS
Ming es un joven que ha sido capaz de aceptar su homosexualidad, pero la mantiene en secreto por temor a la reacción de su madre. Una tarde, su madre le descubre manteniendo relaciones sexuales con un hombre llamado Yan que acaba de conocer. Los peores temores de Ming se confirman cuando su madre opta por suicidarse en lugar de lidiar con la vergüenza de tener un hijo homosexual. Sin hogar ni rumbo, Ming se muda con su irresponsable amigo Cyrus, que le anima a que siga sus pasos en el mundo de la prostitución. Ming se embarca en una vida basada en sexo por dinero y el consumo permanente de drogas.
Esto acaba por empujar a Ming a límite, quien pierde el sentido tras una sobredosis al mismo tiempo que tiene lugar una redada policial. Ming se ve obligado a acudir a un centro de rehabilitación dirigido por una organización Cristiana. Allí se esfuerza para desintoxicarse, decidido a iniciar una nueva vida.
Durante el proceso, se enamora de un miembro del centro llamado Keung, que está casado y es heterosexual. Para complicar más las cosas, Ming descubre que Yan fue quien dio el chivatazo a la policía con la intención de que Ming se apartara de sus malas compañías.
 
CURIOSIDADES
Simon Chung definió la película en el marco de la temática gay, aunque con ciertas delimitaciones a la hora de definirla. En una entrevista declaró que a mucha gente no le gustaba ese marco de definición, y que podía entender perfectamente los motivos. No se trataba de una cuestión de opinión enclaustrada en el armario, sino que la definición de “temática gay” limitaba la capacidad de los espectadores a la hora de interpretar la película. De esta forma, Chung prefería definir la película enmarcándola en una historia acerca de la humanidad, de preocuparse de otros, lo cual según él iba más allá de la homosexualidad. Sin embargo, también entendía que la homosexualidad en la película proporcionaba un punto de vista diferente a la hora de interpretar el mundo que nos rodea.
El director también admitió verse influenciado por el trabajo del director americano Todd Haynes, particularmente por su trabajo en “Lejos del Cielo” (2002). De dicha película extrajo la temática de vivir en un mundo heterosexual, contemplando su constante hipocresía. Simon Chung estructuró la película con un amplio uso de flashbacks cuya función era la de explicar los eventos del protagonista en el presente. Sin embargo, decidió que los flashbacks no fueran mostrados en orden cronológico para retar al espectador a deducir lo que previamente había ocurrido. La película fue una selección oficial para el Festival de Cine Internacional de Berlín en el año 2009.
 
LO MEJOR
A la hora de investigar sobre la película y leer alguna que otra entrevista de Simon Chung, hubo un aspecto que no encontré analizado en ningún lugar y que a mí me llamó la atención de una forma impactante.
Más allá del amor no correspondido, el amor destructivo o las adiciones y sus consecuencias, me impactó un análisis formidable de la soledad. Si tuviera que elegir una base para la trama, sería la incapacidad de lidiar con la soledad y la falta de afecto, que provoca que el protagonista se embarque en esa destrucción. Tras una extensa investigación no me quedó claro si esto era algo intencional o no por parte del director, pero funcionó de forma prodigiosa. Me percaté de ello al ver que ni siquiera el personaje de Yan era una opción sana para el protagonista.
 
LO PEOR
No tengo nada en contra del uso de flashbacks, siempre que sean coherentes. En este caso, considero que Chung abusó excesivamente de los mismos, destruyendo una película que hubiera sido excelente en orden cronológico.
El problema en este caso no es solo el uso excesivo, sino que además los flashbacks ni siquiera siguen un orden lógico. Por lo tanto, el espectador no es capaz de entender que ha llevado a Ming a esa senda destructiva hasta el final de la película. Para aquel entonces, en mi caso, ya me importaba poco el destino del personaje, ni los motivos que le habían llevado a su supuesto destino.
Por otro lado, la película me pareció excesivamente negativa, sin redención alguna para los personajes involucrados en la trama. No se trata de proporcionar un final feliz, sino un mero atisbo de esperanza que se nos he negado. De esta forma, el mensaje quizás no intencional del director es que haga uno lo que haga, se esfuerce lo que esfuerce, las cosas saldrán siempre mal.
 
MI CALIFICACIÓN
4/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada