- Este es un blog meramente informativo, no de descargas (lo cual es ilegal). Los textos de todas las entradas (Citas, sinopsis y críticas) han sido redactados por un servidor, tras duras horas de trabajo.
No concedo permiso para reproducirlos en otros blogs. Ya he encontrado casos en los que han sido plagiados sin mi autorización, y no duraré en seguir tomando
las acciones pertinentes en dichos casos.

- Los comentarios están activados para dar la bienvenida a vuestras críticas sobre las películas, siempre que se respeten las opiniones ajenas. Esto quiere decir que no acepto críticas hacia otras opiniones ni faltas de respeto. Tampoco permito "links" en los comentarios. Cualquier comentario que no siga esa directriz será ignorado y eliminado.

jueves, 3 de marzo de 2016

OTTO; OR, UP WITH DEAD PEOPLE

TITULO ORIGINAL
Otto; or, Up With Dead People
AÑO DE ESTRENO
2008
DIRECTOR
Bruce LaBruce
PRODUCTORES
Bruce LaBruce, Jurgen Brüning, Jörn Hartmann, Michael Huber, Jennifer Jonas
GUION
Bruce LaBruce
REPARTO
Jey Crisfar (Otto), Marcel Schlutt (Fritz Fritze), Nicholas Fox Ricciardi (Joven con sudadera), Keith Böhm (Hombre con traje), Olivia Barth (Mujer con burka), Christophe Chemin (Maximilian), Katharina Klewinghaus (Medea Yarn), Stephanie Heinrich (Anciana), John Edward Heys (Anciano), Max Di Costanzo (Zombi en parque de atracciones), Orion Zombie (Zombi en parque de atracciones), John Wloch (Dueño de tienda de lápidas), Guido Sommer (Adolf), Gio Black Peter (Rudolf), Jürgen Seipel (Taxista), Susanne Sachße (Hella Bent)
CINEMATOGRAFÍA
James Carman
BANDA SONORA
Mikael Karlsson
VESTUARIO
Rick Owens
PAÍS DE ORIGEN
Alemania
DISTRIBUIDA POR:
GMfilms
DURACIÓN
95 minutos
 
MEDEA YARN: “¿Dónde duermes?”
OTTO: “No duermo, los zombis nunca duermen.”
MEDEA YARN: “Y antes de que estuvieras muerto, ¿recuerdas algo de tu vida antes?”
OTTO: “La verdad es que no. Todo está nebuloso.”
MEDEA YARN: “¿No te acuerdas de tu familia o amigos?”
OTTO: “No, excepto…”
MEDEA YARN: “¿Excepto?”
OTTO: “El otro día en el metro, creí recordar algo.”
MEDEA YARN: “¿Algo o alguien?”
OTTO: “Alguien… un chico.”
MEDEA YARN: “Un novio.”
OTTO: “Quizás… supongo.”
MEDEA YARN: “¿Te acuerdas de su nombre?”
OTTO: “No, solo me acuerdo de a que olía.”
MEDEA YARN: “¿A qué olía?”
OTTO: “Cloro.”
 
SINOPSIS
Otto es un joven zombi que acaba de aparecer en una autopista remota. No tiene idea alguna sobre su lugar de origen, sus recuerdos, o a donde debe dirigirse. Finalmente, consigue que le lleven a la ciudad de Berlín, donde se instala en un parque de atracciones abandonado. Poco después, comienza a explorar la ciudad, con un permanente sentimiento de ser diferente. Llegado un día, se encuentra con Medea Yarn, una cineasta clandestina, que le escoge para su nuevo proyecto, una película documental acerca de su vida. Durante un tiempo, el equipo de Medea le seguirá para crear “En Compañía de Gente Muerta”, abordando temas políticos bajo la metáfora de los seres no muertos, de alto contenido pornográfico.
En el equipo de Medea se encuentran su novia, Hella Bent, y su hermano Adolf, quien se encarga de la cinematografía. La estrella de la película es un hombre apuesto llamado Fritz Fritze, a quien Medea convence para que acoja a Otto en su apartamento.
Sin embargo, durante el proyecto, Otto comienza a tener recuerdos de su vida pasada. Especialmente, recuerda su relación con otro joven llamado Rudolf. Sin consciencia de su destino, Otto prepara un encuentro entre ambos.
 
CURIOSIDADES
La idea de realizar una película gay sobre un zombi surgió del interés de Bruce LaBruce hacia aquellos chicos que se sentían muertos, siendo esto una metáfora de alineación de gran peso. Esto llevó al director a grabar el guion a principios de 2006, justo antes del comienzo de la campaña presidencial de Obama. Otra inspiración surgió debido a que uno de sus amigos trabajaba en un servicio de línea directa para evitar suicidios de adolescentes. Su amigo le explicó que el índice de suicidios  de adolescentes homosexuales era mucho más alto que el de adolescentes heterosexuales. Hablando de su película, LaBruce declaró que aunque el matrimonio homosexual era signo de aceptación y tolerancia para muchos, también conllevaba un contragolpe en forma de una especia de nueva homofobia.
Elegir un zombi para protagonizar fue la forma del director de contribuir al terror de terror, ya que odiaba muchas de las nuevas películas del mencionado género. LaBruce las definió como misóginas y homofóbicas. Según sus declaraciones, la idea era la de atraer a aquellos aficionados al cine de terror prometiendo una película de zombis, para solo torturarles con una tierna historia de amor homosexual.
 
LO MEJOR
Al margen de que la ha película haya podido ser realizada, reconozco que consideré la evolución de la relación entre Otto y Fritz bastante interesante, aunque incompleta. La idea de la alineación también esta eficazmente reflejada.
 
LO PEOR
Más de lo mismo, Bruce LaBruce sigue empeñado en revolcarse en sus creaciones con mensajes políticos y adoctrinadores, mezclados con escenas meramente provocativas de porno explícito.
Que LaBruce siente un ansia sin límites por provocar es un hecho, que fracasa estrepitosamente en dicha tarea es otro todavía más certero. Nunca he logrado entender su empecinamiento en repetirse a sí mismo. Ninguna de sus creaciones me parece otra cosa que un intento desesperado de auto señalarse como un director original y creativo, a la espera de que alguien le critique para limitarse a declarar que no han logrado entender su mensaje. En mi caso no es un problema de comprensión, entiendo el propósito pero simplemente no me convence. En lugar de invitar a la reflexión se empeña a vendernos su mensaje como el único válido.
En este caso, sí pude ver alguna buena base que podría haberse desarrollado de forma original, pero acabé tan aburrido como en ocasiones anteriores. Aunque el personaje de Otto me parece interesante y bien interpretado, nos vemos limitados a verle caminar incansablemente para no llegar a ninguna parte. Katharina Klewinghaus realiza una pésima labor en el papel de Medea, con escenas francamente risibles.
Lo triste es que la intención de esas escenas no era precisamente esa. Cuando alguien que se ha visto sumergido en el cine independiente se revela en contra del cine que funciona, es que algo va a mal. No veo más que la frustración de alguien que no es capaz de crear nada original, pero que encima se atreve a criticar con dureza lo que funciona. Cuando investigué y leí entrevistas al director, esto me quedo patente. Los mismos mensajes vacíos, la misma demagogia barata, y el mismo empeño en ir más allá de provocar. LaBruce debería plantearse más el expandir sus horizontes.
 
MI CALIFICACIÓN
2/10

1 comentario:

  1. Supe que existía esta película porque hace unos años fue parte de un escándalo "pedagógico" en mi país, debido a que un joven profesor tuvo la mala ocurrencia de mostrar en una clase de sus alumnos adolescentes una escena de este filme. Revisaré con mucha atención este otro blog tuyo que también me interesa bastante.

    ResponderEliminar