- Este es un blog meramente informativo, no de descargas (lo cual es ilegal). Los textos de todas las entradas (Citas, sinopsis y críticas) han sido redactados por un servidor, tras duras horas de trabajo.
No concedo permiso para reproducirlos en otros blogs. Ya he encontrado casos en los que han sido plagiados sin mi autorización, y no duraré en seguir tomando
las acciones pertinentes en dichos casos.

- Los comentarios están activados para dar la bienvenida a vuestras críticas sobre las películas, siempre que se respeten las opiniones ajenas. Esto quiere decir que no acepto críticas hacia otras opiniones ni faltas de respeto. Tampoco permito "links" en los comentarios. Cualquier comentario que no siga esa directriz será ignorado y eliminado.

jueves, 13 de febrero de 2020

EL HIJO PERFECTO

TITULO ORIGINAL
The Perfect Son
AÑO DE ESTRENO
2000
DIRECCIÓN
Leonard Farlinger
PRODUCCIÓN
Jennifer Jonas
GUION
Leonard Farlinger
REPARTO
Colm Feore (Ryan), David Cubitt (Theo), Chandra West (Sarah), Jhohn Boyland (Sacerdote), Juan Chioran (Laurie), Troy Ruptash (Dueño del bar), Trent McMullen (Shawn), Karen Robinson (Doctora Palmer), Christian Laurin (Walter), Yan Feldman (Entrevistador), Sonia Dhillon Tully (Secretaria), Peter Mensah (Agresor homófobo), Billy Oliver (Agresor homófobo)
CINEMATOGRAFÍA
Barry Stone
BANDA SONORA
Ron Sures
VESTUARIO
Linda Muir
PAÍS DE ORIGEN
Canadá
DISTRIBUIDA POR:
Equinox Entertainment
DURACIÓN 
89 minutos

RYAN: “No me gustaron nunca las relaciones estables.”
THEO: “¿Por qué no me lo dijiste?”
RYAN: “No resulta sencillo. Creí que no lo aceptarías.”
THEO: “¿Por qué me hablas así siempre?”
RYAN: “¿Lo habrías aceptado?”
THEO: “Sí.”
RYAN: “Soy idiota.”
THEO: “Sí, eres idiota y un mentiroso, porque no querías que papá lo supiese.”

THEO: “No me extraña que no hayas tenido pareja.”
RYAN: “He tenido relación de pareja, un hombretón llamado Patrice, de Montreal. Estuvimos seis meses; era un tío genial. Hay supe que era seropositivo. Se lo dije. Pasamos la noche llorando y se fue. Le dije que se fuese. Y volví a casa.”

RYAN: “Observar la muerte resulta divertido.”
THEO: “Divertidísimo.”
RYAN: “Estoy asustado, muy asustado. Cada vez me encuentro peor. No sé lo que me va a pasar. No quiero morir. He pasado demasiado tiempo odiándome.”
THEO: “Y yo.”

SINOPSIS
Ryan y Theo son dos hermanos que siempre se han mostrado distanciados e incapaces de conectar. Ryan ha sido siempre considerado el hijo perfecto, por su trabajo como abogado, su seriedad y buenas formas, y estar siempre pendiente de su padre. Theo, sin embargo, siempre ha sido la oveja negra de la familia. Su carrera como escritor no ha logrado despegar, y ha sufrido constantes problemas con el consumo de diferentes drogas, pasando repetidamente por rehabilitación. Esto ha puesto a prueba su relación con su pareja Sarah, una estudiante de medicina que termina por cansarse de sus constantes altibajos.
Los dos hermanos terminan por reencontrarse tras la muerte de su padre, y la posterior lectura del testamento. 
Theo lleva ya un tiempo rehabilitado y una tarde se encuentra a Ryan con otro hombre en casa. Tras una conversación tensa, en la que Theo declara que habría aceptado la homosexualidad de su hermano sin problema, Ryan confiesa algo más. Ryan no solo es seropositivo, sino que además lleva siéndolo durante ya más de diez años. Ninguna droga logra funcionar para frenar el avance del virus, y su médico le ha explicado que ya no hay nada que hacer. Algo cambia en la actitud de Theo, que decide estar ahí para su hermano, ayudándole con sus tratamientos y dándole compañía durante sus últimos meses.

CURIOSIDADES
Se trata de la primera película dirigida por Leonard Farlinger, producida en parte gracias a la participación económica de “Telefilm Canadá”, y los Fonos Harold Greenberg. A fecha de hoy solo ha dirigido tres películas adicionales, la última en el año 2011, y es más conocido como productor. 
La película fue producida por su esposa Jennifer Jonas, con la cual fundó su propia compañía productora “New Real Films”. La idea de la película surgió de la propia experiencia de Farlinger, ya que su hermano también falleció víctima del SIDA. De esta forma surgió una traman centrada en el viaje del hermano heterosexual para abandonar su desestabilizada vida, para convertirse en adulto y estar a la altura de las circunstancias. De igual forma, el personaje homosexual sirve como ancla para ayudar a su hermano a convertirse en mejor persona, y aceptar sus propios defectos.
Tanto Colm Feore como David Cubitt fueron nominados en los vigesimoprimeros Premios Genie de Canadá en la categoría de Mejor Actor. Sin embargo, ninguno de ellos logró hacerse con el premio, que recayó en Tony Nardi por su papel en la película “My Father’s Angel”.

LO MEJOR
Uno bien podría pensar que una nueva película que trata sobre el SIDA ya no encaje del todo en el Siglo XXI. Si hemos de ser sinceros fueron múltiples las películas realizadas sobre el tema durante las décadas de 1980 y 1990. Sin embargo, me llevé una muy grata sorpresa con la forma de abordar la temática en esta película. La mayoría de los films sobre el VIH nos presentan el conflicto personal del enfermo, su conflicto legal y social, y en muchas ocasiones su conflicto con sus padres. En este caso, no tenemos personajes paternos y la película decide abordar ese conflicto entre hermanos.
Primero se juega con las percepciones de la gente sobre lo que es o no un modo de vivir adecuado o perfecto. Ryan presenta esa perfección, cuando en realidad ha estado ocultando un comportamiento autodestructivo que le ha llevado a infectarse. Al contrario, Theo se muestra como la oveja negra, un drogadicto incapaz de otra cosa que de autodestruirse. Sin embargo cuando la situación lo requiere, lo abandona todo por su hermano. 
La belleza de la trama reside en que al final, lo único que necesitaban los dos hermanos era el uno al otro.
Toda la trama es llevada adelante con gran sensibilidad, y en ocasiones con algo de humor que encaja perfectamente con los hechos. Feore y Cubitt realizan un trabajo magistral, logrando despertar gran empatía.

LO PEOR
Hay solo dos elementos que fallaron en esta gran película. Realmente, no se nos llega a explicar en ningún momento que ocurrió entre ambos hermanos, o entre el personaje de Theo y su padre. Otro aspecto que falló fue el de mostrar al personaje de Ryan gozando de plena salud hasta el momento de su muerte. Fue considerablemente faltó de realismo, ya que los efectos físicos de un paciente terminal de SIDA son evidentes.

MI CALIFICACIÓN
8/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario