- Este es un blog meramente informativo, no de descargas (lo cual es ilegal). Los textos de todas las entradas (Citas, sinopsis y críticas) han sido redactados por un servidor, tras duras horas de trabajo.
No concedo permiso para reproducirlos en otros blogs. Ya he encontrado casos en los que han sido plagiados sin mi autorización, y no duraré en seguir tomando
las acciones pertinentes en dichos casos.

- Los comentarios están activados para dar la bienvenida a vuestras críticas sobre las películas, siempre que se respeten las opiniones ajenas. Esto quiere decir que no acepto críticas hacia otras opiniones ni faltas de respeto. Tampoco permito "links" en los comentarios. Cualquier comentario que no siga esa directriz será ignorado y eliminado.

jueves, 6 de octubre de 2016

LIGHT GRADIENT

TITULO ORIGINAL
Rückenwind
AÑO DE ESTRENO
2009
DIRECTOR
Jan Krüger
PRODUCTOR
Björn Koll
GUION
Jan Krüger
REPARTO
Sebastian Schlecht (Johann), Eric Golub (Robin), Iris Minich (Grit), Denis Alevi (Henri), Rainer Winkelvoss (Ciclista), Bianca Wiedersich (Ciclista)
CINEMATOGRAFÍA
Bernadette Paaßen
BANDA SONORA
Bernd Jestram, Ronald Lippok
VESTUARIO
Sin acreditar
PAÍS DE ORIGEN
Alemania
DISTRIBUIDA POR:
Edition Salzgeber
DURACIÓN
75 minutos

JOHANN: “Un zorro y una liebre se encontraron un día. La liebre le dijo al zorro, ‘¿podríamos ser amigos? El zorro pensó durante un momento, ‘eso depende’. ‘¿De qué?’, preguntó la liebre. ‘Para empezar espero que no seas vegetariana, y también odio despertarme antes del alba. Pero lo más importante es que debemos de tener un sentido del humor parecido’. ‘No hay problema’, contestó la liebre. ‘Juguemos’. ¿Tenemos Robin y yo un sentido del humor parecido? No lo sé. Por lo menos la excursión fue idea mía. Aunque ya no estoy tan seguro. Puede que fuera idea suya. Seguramente lo fue.”

JOHANN: “¿Tanto se nota que Robin y yo estamos juntos?”
HENRI: “Un poco. Lo sospeché enseguida. No estaba completamente seguro, pero…”
JOHANN: “¿Por qué de dedujiste tan pronto?”
HENRI: “Irradiáis algo entre vosotros.”

SINOPSIS
Johann y Robin son una pareja homosexual que se dirige en tren a realizar una excursión a través de los bosques de Brandeburgo. Una vez llegado a su destino inicial su excursión en bicicleta. Sin embargo, la relación entre ambos pasa por numerosos altibajos. Aunque en momentos ambos parecen entender y compenetrarse, en otros se ven sumidos en una tensa violencia. Las cosas se complican cuando en momento del viaje les roban sus bicicletas, y la pareja tampoco consigue aclararse con el mapa. Cada vez más irascibles, llegan a amenazar a una pareja de ciclistas para que les entreguen algo de comida.
Finalmente, la pareja llega hasta una pequeña granja en medio del bosque. Tomados por intrusos, por un adolescente llamado Henri, son encerrados en un cobertizo a punta de rifle. Poco después, la madre de Henri, Grit, libera a la pareja y descubre que se han perdido en el bosque. Grit decide acogerles en la granja, dándoles una habitación y estableciendo amistad con ambos. 
Johann y Robin pasan días en la granja, participando en charlas con sus anfitriones y embarcándose en anfitriones. Allí descubren que Grit fue abandonada por su marido, y tanto ella como Henri no parecen tener problema alguno con la homosexualidad de sus invitados. Sin embargo, Henri comienza a tener curiosidad que resultara peligrosa para la pareja.

CURIOSIDADES
Se trata de la segunda película de Jan Krüger, también escrita por el mismo. Con un presupuesto bastante reducido y un pequeño equipo, el director tuvo que enfrentarse a adversidades para rodar la película en tan solo dos semanas en Brandeburgo. A la hora de crear la trama, Krüger se inspiró en cuentos y folklore para crear una historia sobre el autodescubrimiento y la dualidad humana. Su idea del bosque, lugar donde se desarrolla la trama, se basa en el concepto de una encrucijada encantada que tiene la función de revelar la verdad de las personas.
El director también hace uso de la distribución de diferentes pistas e insinuaciones, como la parábola de la liebre y el zorro. 
También deja entrever algunos aspectos como la relación sadomasoquista de los personajes, pero juega con las múltiples posibilidades planteando numerosas preguntas.

LO MEJOR
Comenzaré por elogiar la interpretación de Sebastian Schlecht, siendo el único actor que me convenció a la hora de transmitir sus dudas y frustraciones a lo largo de la película. El resto no es cuestión de los actores, sino de que sus personajes son planos y carentes de interés alguno. Por otro lado la ubicación de los bosques de Brandeburgo y la cinematografía me parecieron remarcables para ser una producción de escaso presupuesto.

LO PEOR
Los directores que invitan al espectador a pensar siempre me han parecido pretenciosos y prepotentes, como si desearan establecerse en un plano superior al del resto de nosotros mortales. 
Pocos experimentos cinematográficos de esta índole han logrado funcionar, y desde luego este no es uno de ellos. El problema no es un análisis de la personalidad, o si un personaje es la liebre, otro el zorro, o ambos poseen los dos aspectos dentro de su psique. El problema es que a los cinco minutos de la película había perdido cualquier posible interés por cualquiera de los personajes protagonistas. Uno puede adornar un trabajo de cualquier índole con alegorías, metáforas, analogías, o lo que quiera. Sin embargo, si dichos recursos, no tan originales y al alcance de cualquier estudiante de bachillerato, no van acompañados de una trama interesante, el resultado es tedioso, extenuante y hasta insultante.
Viendo la película saqué varias conclusiones sobre si la trama que vemos es onírica, sobre las posibilidades abiertas del final, e incluso sobre las intenciones del pretencioso director. Ninguna de estas posibles conclusiones me pareció interesante en lo más mínimo, y cuando uno saca tantas se percata de que le han tomado el pelo. 
Personalmente, estoy harto de este tipo de películas que se vanaglorian de una supuesta inteligencia y mayor nivel intelectual, cuando distan mucho de adquirir dichas cualidades. Esto es incluso más enojoso cuando se nos presenta como una idea original, cuando resulta que el recurso de los finales inconclusos y abiertos a interpretación es de las técnicas más antiguas del cine.
Que una película que dura poco más de una hora se convierta en una experiencia tan soporífera ya denota poco esfuerzo a la hora de elaborar la trama. De hecho, los primeros tres cuartos de hora son extremadamente lentos, sin apenas contribuir en nada a la trama. Dicha duración se limita a mostrar a los personajes protagonistas en bicicleta viajando por el bosque, pero sin una historia que respalde el viaje de ambos durante casi una hora.

MI CALIFICACIÓN
2/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada