- Este es un blog meramente informativo, no de descargas (lo cual es ilegal). Los textos de todas las entradas (Citas, sinopsis y críticas) han sido redactados por un servidor, tras duras horas de trabajo.
No concedo permiso para reproducirlos en otros blogs. Ya he encontrado casos en los que han sido plagiados sin mi autorización, y no duraré en seguir tomando
las acciones pertinentes en dichos casos.

- Los comentarios están activados para dar la bienvenida a vuestras críticas sobre las películas, siempre que se respeten las opiniones ajenas. Esto quiere decir que no acepto críticas hacia otras opiniones ni faltas de respeto. Tampoco permito "links" en los comentarios. Cualquier comentario que no siga esa directriz será ignorado y eliminado.

jueves, 11 de septiembre de 2014

EL DIPUTADO

TITULO ORIGINAL
El Diputado
AÑO DE ESTRENO
1978
DIRECTOR
Eloy de la Iglesia
PRODUCTORES
Carlos Orengo, J.A. Pérez Giner
GUION
Eloy de la Iglesia, Gonzalo Goicoechea
REPARTO
José Sacristán (Roberto Orbea), María Luisa San José (Carmen), José Luis Alonso (Juanito), Enrique Vivó (Eusebio Moreno Pastrana), Agustín González (Carrés), Queta Claver (Madre de Juanito), Ángel Pardo (Nes), Juan Antonio Bardem (Juan), Fernando Marín (Policía), Aldo Grilo (Periodista argentino), Ramón Reparaz (Policía interrogador), Fabián Conde (Anfitrión de primera orgía), Alejo Loren (Anfitrión de segunda orgía), Ramón Centenero (Lector de ficha policial), María Jesús Hoyos (Policía comunista), Tony Valento (Médico de la cárcel), Fernando Chinarro (Policía)
CINEMATOGRAFÍA
Antonio Cuevas
BANDA SONORA
Inaplicable
VESTUARIO
Cornero
PAÍS DE ORIGEN
España
DISTRIBUIDA POR:
Universal Films Española S.A.
DURACIÓN
107 minutos
 
NES: “Conmigo no te hagas el estrecho. Te voy a presentar a unos chicos que vas a saber tú lo que es bueno. Y además puedes estar tranquilo, que mientras les sueltes la pasta… y tampoco mucha, o sea que por mil pelas tienes a los que quieras y encantados.”
ROBERTO ORBEA: “¿Pero hay tantos que se dedican a esto?”
NES: “La tira y cada vez más.”
ROBERTO ORBEA: “Es que yo, como político, pues… compréndelo, no puedo arriesgarme a que alguno me reconozca.”
NES: “¿Reconocerte? No digas chorradas. Esos chavales pasan completamente del rollo político, que coño te van a reconocer. Si fueras un cantante, un futbolista o uno de la tele, pero tú.”
ROBERTO ORBEA: “Comprendí que era cierto. En plena clandestinidad, nosotros éramos absolutamente desconocidos no solo para estos chicos, sino también para la gran mayoría de la gente. Fui conociendo a distintos muchachos. Eran pequeñas aventuras, siempre dentro del coche, con prisas, con temores, en descampados oscuros y solitarios. Por supuesto, ninguno me reconoció. Por primera vez, la clandestinidad me resultó una ventaja.”
 
SINOPSIS
Durante la época del franquismo, Roberto Orbea se dedica a militar en un partido de izquierdas, lo que provoca que termine por ser arrestado y enviado a Carabanchel. Roberto es homosexual, pero siempre se ha visto refugiado en la clandestinidad. Se llega a casar con su compañera de militancia, Carmen, a quien le confiesa todo su pasado. Durante su estancia en Carabanchel, Roberto conoce a un joven chapero llamado Nes. Al salir de la cárcel, Roberto comienza varios escarceos con jóvenes proporcionados con Nes, y termina por confesárselo a su mujer, quien lo acepta con tal de que el matrimonio siga adelante.
En 1977, Roberto Orbea consigue convertirse en diputado, y está a punto de ser nombrado en Secretario General de su partido. Es entonces, cuando Nes le presenta a un joven, y menor de edad, llamado Juanito.
Este ha sido contratado por políticos de la extrema derecha para que les ayude a desprestigiar al político. Lo que comienza a ser una relación solo por dinero, comienza a convertirse en una atracción real. Cuando Carmen comienza a formar parte de esta extraña relación, Juanito comienza a arrepentirse, pero puede ser demasiado tarde.
 
CURIOSIDADES
La película surgió como un proyecto de Eloy de la Iglesia para reflejar sus convicciones, y como muchos de sus trabajos de la década de 1970, centrándose a menudo en formas violentas de protesta y reivindicación. De hecho, Eloy de la Iglesia había sido militante del Partido Comunista en España en dicha década, con lo que ese de periodo se puede apreciar varias de sus convicciones de la época. En este caso en particular, el director se basó en un caso real concerniente a un dirigente del PSP (Partido Social Popular). El proyecto indignó a un sector del PCE (Partido Comunista de España), que intentó convencerle para que lo abandonara.
Evidentemente, el director siguió adelante y su película bien puede considerarse la primera de temática gay del periodo sucesivo al franquismo. Fue excesivamente controvertida, no solo por su temática política, sino por la historia en la que presentaba a un político homosexual sumergido en un mundo más bien sórdido. Con el paso de los años, el director llegó a confesar haberse sentido decepcionado por lo que denominaba “comunismo dogmático”. Declaró que el deseo del partido al que había pertenecido tenía el deseo de ser tolerante y abierto. Sin embargo, según su opinión, en aquel entonces el partido se había percatado de la necesidad de tener que acceder a masas más bien conservadores para poder conseguir votos.
 
LO MEJOR
Una película considerablemente impactante, aunque debo admitir que pasó muchos años desapercibida para un servidor.
La trama se considerablemente osada, sobre todo tratándose de un film estrenado en plena transición democrática española. Se trata de una de esas películas en las que los personajes secundarios me impresionaron mucho más que los principales. Debo elogiar la representación del mundo de los chaperos a finales de la década de 1970. El trabajo de José Luis Alonso y Ángel Pardo me impresionó considerablemente, por lo creíble de sus interpretaciones.
La película tiene la efectividad de examinar el mundo homosexual en un periodo en el que la única forma de lidiar con dicha orientación sexual era la más absoluta de las clandestinidades. En ese sentido, el film tiene cierto aire claustrofóbico que me pareció de lo más creíble considerando las circunstancias.
 
LO PEOR
Aun reconociendo que José Sacristán es un actor formidable, la forma en la que su personaje fue diseñado me pareció excesivamente plana.
Dicho diseño se refleja de forma inevitable en la interpretación del excelso actor. Bien parece que al personaje de Roberto no le afecte nada, pues a menudo que las situaciones se tornan complicas, el político sigue siendo inmutable. Todo lo entiende, todo lo acepta, todo lo intenta arreglar, sin ni siquiera mostrar un atisbo de humanidad. Esto se debe a lo que denominaría como su excesivo altruismo. No me creí su relación marital, y tampoco una defensa de ideologías que habría sido más efectiva de haber mostrado cierta objetividad. Los malos son muy malos; y los “buenos” son muy buenos.
 
MI CALIFICACIÓN
6/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada