- Este es un blog meramente informativo, no de descargas (lo cual es ilegal). Los textos de todas las entradas (Citas, sinopsis y críticas) han sido redactados por un servidor, tras duras horas de trabajo.
No concedo permiso para reproducirlos en otros blogs. Ya he encontrado casos en los que han sido plagiados sin mi autorización, y no duraré en seguir tomando
las acciones pertinentes en dichos casos.

- Los comentarios están activados para dar la bienvenida a vuestras críticas sobre las películas, siempre que se respeten las opiniones ajenas. Esto quiere decir que no acepto críticas hacia otras opiniones ni faltas de respeto. Tampoco permito "links" en los comentarios. Cualquier comentario que no siga esa directriz será ignorado y eliminado.

jueves, 22 de octubre de 2015

THE DYING GAUL

TITULO ORIGINAL
The Dying Gaul
AÑO DE ESTRENO
2005
DIRECTOR
Craig Lucas
PRODUCTOR
Campbell Scott
GUION
Craig Lucas
REPARTO
Patricia Clarkson (Elaine), Campbell Scott (Jeffrey), Peter Sarsgaard (Robert), Ryan Miller (Max), Faith Jefferies (Debbon), Robin Bartlett (Bella), Ebon Moss-Bachrach (Olaf), Kelli O’Hara (Liz), Dee Dee Flores (Emad), Elizabeth Marvel (Kelli), Don Johanson (Invitado), Bill Camp (Malcolm), Linda Emond (Doctora Foss)
CINEMATOGRAFÍA
Bobby Bukowski
BANDA SONORA
Steve Reich
VESTUARIO
Danny Glicker
PAÍS DE ORIGEN
Estados Unidos
DISTRIBUIDA POR:
Strand Releasing
DURACIÓN
105 minutos
 
DGBOTTOM: “Dime de una vez quien coño eres.”
ARCKANGELL1966: “Te quiero Robert, siempre te querré. No te preocupes por vender el guion.”
DGBOTTOM: “¿Jeffrey?”
ARCKANGELL1966: “Jeffrey no sabía que lo hacíamos en la cama. A él solo le interesa que le follen.”
DGBOTTOM: “Por favor, dime quien eres.”
ARCKANGELL1966: “Ya sabes quién soy. Estoy contigo cada noche cuando te vas a dormir. Me acuesto a tu lado.”
DGBOTTOM: “Di tu nombre.”
ARCKANGELL1966: “Ya sabía que no debía acercarme tanto a ti”
DGBOTTOM: “¿Malcolm?”
ARCKANGELL1966: “Te acompaño durante el día y durante la noche.”
DGBOTTOM: “¿Eres Malcolm? Para ya, quien quiera que seas.
ARCKANGELL1966: “Buenas noches cariño.”
DGBOTTOM: “No, no, no me dejes.”
ARCKANGELL1966: “Nunca te dejaré. Estaré contigo toda la eternidad.”
DGBOTTOM: “¿Malcolm? ¿Malcolm?”
ARCKANGELL1966: “Sí mi amor, sí. Estoy aquí. Estas a salvo. ¿Hablamos mañana cielo? Tú eres mi cielo. Buenas noches cariño.”
 
SINOPSIS
Robert Sandrich es un guionista que ha creado un guion autobiográfico surgido de la muerte de su amante Malcolm, víctima del SIDA. Le presenta el guion a un ejecutivo llamado Jeffrey, quien decide comprarlo con una condición. La historia no puede tratar el drama de una pareja homosexual, sino el de una pareja heterosexual. Aunque reacio, Robert termina por aceptar al dinero. Pronto conoce a Elaine, esposa de Jeffrey, quien ha quedado impresionada y se ha conmovido por el guion original, haciéndose amigo de ella. Las cosas se complican cuando Robert descubre que Jeffrey es bisexual; y ambos comienzan una aventura.
Ignorándolo todo, Elaine siente una conexión emocional con Robert.
Al descubrir que es un adicto a los chats de Internet, Elaine crea un perfil falso iniciando largas conversaciones con Robert, haciéndose pasar por un hombre homosexual. Las cosas se complican, cuando Elaine descubre la aventura que Robert mantiene con su marido. Utilizando la información que ha adquirido de terceras personas, Elaine procederá a hacerse pasar por el espíritu de Malcolm, convenciendo a Robert de que está comunicándose con su antiguo amante.
 
CURIOSIDADES
En el año 1998, Craig Lucas creó una obra de teatro titulada “The Dying Gaul”, siendo el título inspirado en la copia de una escultura helenística de mármol perdida,  conocida como “El Galo Moribundo”. En aquel entonces, Lucas había sufrido la pérdida de varias personas queridas, entre las que se incluía la de su colaborador y director Norman René. Esto provocó que su creación fuera una acerca de la ira, y en definitiva un trabajo bilioso de recriminación personal.
Siete años más tarde, el director accedió a convertir su obra de teatro en un thriller cinematográfico. Decidió mantener el mismo estilo, y trama central de la obra, poniendo énfasis en que mostrara una serie de problemas que no encontraran solución alguna.
Craig Lucas declaró que siempre se había considerado pronto al enfado, pero que Norman René siempre le había animado para hacer uso de esa ira dándole la vuelta. Sin embargo, cuando Norman falleció, Lucas se encontró sin nadie para invertir dichas emociones. A esto había que añadir la pérdida de su amante de once años, su madre, y su mejor amigo. De esta forma, llegó a la conclusión que el silencio era igual a la muerte, y descubrió su necesidad de expresar su ira a través de su trabajo.
Utilizó su interés en la tragedia teatral, la tragedia griega, y los trabajos de Shakespeare, Marlowe y O’Neill para reflejar sus emociones, creando una obra acerca de la ira, el resentimiento, la venganza y las mentiras.
También quiso hacer uso de su interés en el mundo de Internet, las falsas identidades y los peligros de confesarse ante un completo desconocido. También ha expresado que en la actualidad analiza su trabajo de aquel entonces con más positividad.
 
LO MEJOR
Lucas juega magistralmente con los tres personajes principales, despertando empatía en el espectador sobre algunos, para luego dar un giro radical y mostrar su lado tan oscuro. El triángulo amoroso llega a tomar un cariz tan amargo y manipulador por todos los interesados, que al final es inevitable perder toda empatía con los implicados. Esta es una técnica peligrosa, porque la falta de interés en el destino de los personajes puede provocar desapego. Sin embargo, el director consigue crear tal enredo y nivel de tensión, que yo como espectador me mantuve enganchado de principio a fin.
Por otro lado, ese análisis de lo destructivo de la ira, tiene una base excepcionalmente elaborada en el dolor, y la incapacidad de lidiar con el mismo.
 
LO PEOR
El gran problema de la película es la poca plausibilidad de la trama. Es inconcebible que el personaje de Robert llegue a creer estar comunicándose con su amante fallecido a través de Internet, por muy traumatizado que este. Es imposible no saber que está chateando con Elaine, solo con sumar dos y dos. Añadido a esto, las pistas se van multiplicando a lo largo de la historia, pero aun así Robert no es capaz de caer en la cuenta hasta la declaración final de la mujer. Eso provoca que la historia pierda grandes dosis de credibilidad.
 
MI CALIFICACIÓN
7/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada